Astrolabio

Los reporterillos de Astrolabio Diario Digital echamos un vistazo al pasado y en esta sección le presentamos uno de nuestros hallazgos:

El Periodismo siempre ha sido tema para los periodistas y en las páginas de los diarios nunca han faltado comentarios en torno a su ejericicio. La conseja aquella a la que algunos se allanan en los medios de que “perro no come perro” (más en tiempos en que se suele conmemorar oficial y oficiosamente la libertad de expresión), no es más que un falso escudo mediante el que, quienes la usan, buscan evitar lo que mejor se practica en el ejercicio periodístico: la crítica. Hace 130 años, los periódicos de aquella época se ocupaban del Periodismo de manera cotidiana, y las críticas entre los diarios tenían todos los tonos. En nuestra mesa editorial se ha seleccionado un caso que involucra a dos mujeres, aparecido en El Partido Liberal del 11 de junio de 1887, como una muestra de que se pueden hacer los señalamientos, sin perder el estilo.

EL PERIODISMO.- Escribe El Monitor lo siguiente:

¿Qué tal será el periodismo, cuando dos apreciables escritoras de esta capital han emprendido ya agria polémica en sus respectivas publicaciones?

Comienzan por decirse una a otra que estampan disparates.

Esperamos que los ánimos se calmen.

La mujer debe mojar su pluma en polvos de oro; dejadnos a nosotros que nos pongamos como chupa de dómine, vosotras que perfumáis el papel en que escribís, no abandonéis la oliva de la paz.

***

El consejo es de tomarse en consideración y ojalá y lo hagan así las ilustradas señoras a quienes se dirige.

Y diga el apreciable gacetillero del Monitor ¿en dónde ha visto que las plumas se mojen en polvo de oro o en cualquier otro polvo?

Y perdón por la pregunta.

A+