Por Victoriano Martínez

El “evento muy pequeño” que se realizará esta mañana con motivo del Quinto Informe del gobernador Juan Manuel Carreras López se ajustará a la nueva normalidad y apostará por las nuevas tecnologías, pero no será diferente a los anteriores, como anticipan los promocionales que ya se difunden: presumirá con datos efectistas, pero no informará.

Se trata de un acto de lucimiento al que no lo obliga ninguna ley, sino que constituye el residuo de una tradición de la egolatría de los políticos que, antaño, era la forma en que se daban baños de pueblo, como se decía. Hablaban y hablaban en cadena estatal para terminar en un comelitón, previo un vergonzante desfile de salutación al mandatario, para que lo felicitaran por su gran labor.

El de hoy será un “evento muy pequeño” ajustado a la nueva normalidad y que apuesta por las nuevas tecnologías que poco se diferencia del ritual zalamero de antaño: el objetivo es que el gobernador engrandezca su ego.

Nada que ver con su obligación constitucional del artículo 80 fracción V: “presentar ante el Congreso del Estado (…) un informe por escrito en el que manifieste el estado que guarda la administración pública y, comparecer posteriormente, cuando así lo acuerde con el Poder Legislativo, a fin de responder a las observaciones que los diputados le presenten sobre el particular”.

Previo a su “evento muy pequeño”, el informe por escrito en el que manifieste el estado que guarda la administración pública será entregado en el Congreso del Estado que, en correspondencia a la posible comparecencia posterior, la Constitución faculta a los diputados para acordar ese encuentro para hacerle observaciones y cuestionamientos.

En sus cuatro informes anteriores, ni Carreras López ni los diputados del Congreso del Estado han considerado necesario acordar su comparecencia, en una clara complicidad y renuncia de los legisladores a la representación popular que deben honrar por la vía de hacer valer esa alternativa para que la población esté mejor informada del estado que guarda la administración pública.

Si Carreras López, en noviembre de 2018 –cuando los novedosos ímpetus de los entonces nuevos diputados lo hicieron comparecer sobre el tema de seguridad–, afirmó que las comparecencias como mecanismo de rendición de cuentas “son algo muy normal”, aquella golondrina no hizo verano. Este sería el tercer informe que le reciben los actuales diputados sin hacerlo comparecer.

El “evento muy pequeño” no sólo estará lejos de exponer ante la población el estado que guarda la administración pública, sino también de otra obligación constitucional: informar sobre la ejecución del Plan Estatal de Desarrollo (Artículo 80, fracción IX), también prevista para la misma segunda quincena de septiembre.

Una obligación que implica un desglose de los avances sobre los cientos de líneas de acción planteados en el Plan Estatal de Desarrollo en cinco ejes rectores divididos en 46 vertientes, cada una con una lista de tres a diez líneas de acción.

Entre esas líneas de acción se encuentran algunas que las protestas, tanto de ayer en la Fiscalía Especializada para la Atención de la Mujer, la Familia y Delitos Sexuales como la llevada a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, dan claro testimonio de su incumplimiento: garantizar la reparación del daño y la atención integral a las víctimas y eliminar prácticas de revictimización institucional, por ejemplo.

Como ese, hay muchos otras ejemplos asidos a conceptos como tolerancia cero a la corrupción, cultura de la transparencia, rendición de cuentas, gobierno abierto e innovador, participación ciudadana, austeridad… y un largo etcétera que seguramente pronunciará en su “evento muy pequeño” pero sin datos, sino sólo como expresiones de lo políticamente correcto.

El Quinto Informe de Carreras López será “un evento muy pequeño”, ajustado a la nueva normalidad, pero también a la ya anunciada presunción de datos efectistas que no informan, pero que alimentan el ego de un gobernador con spots y espectaculares como las 18 imágenes que aparecen en la página de inicio del portal Web del Gobierno del Estado.