Abelardo Medellín

La ex oficial del registro civil Teresa Carrizales Hernández ocupó el recinto del Congreso del Estado durante toda la madrugada de este martes 20 de octubre para exigir a los legisladores que fueran atendidas las solicitudes de información respecto a los dictámenes de juicios políticos promovidos por ella y por comunidades indígenas de la capital.

Teresa Carrizales inició esta ocupación del recinto desde ayer a las dos de la tarde, cuando exigieron reunirse con la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Vianey Montes Colunga, quien no los recibió y por ello “decidimos venir, los hermanos de la comunidad mazahua y yo, ya que no nos dejan ingresar al recinto, a pesar de que es una sesión pública”.

Asimismo, explicó, a través de una transmisión en vivo, que “los hermanos mazahuas y yo pensamos en esperar a que acabara la sesión e interpelar a la presidente Vianey, ya que la última vez que estuvimos aquí nos dio la confianza que podíamos venir y que no nos tratarían como delincuentes y que estaba abierto al diálogo […] eso fue hace tres semanas; dijo que se comunicaría en una semana, no lo hizo, tuve que ir a la Comisión de Víctimas para que nos atendieran, hoy vuelvo y otra vez nos tratan con violencia”.

Tanto Teresa Carrizales como los representantes de las comunidades mazahua y mixteca baja, buscaban conocer el estatus real en el que se encuentran los juicios políticos promovidos por ellos, en vista de que, en el caso de las comunidades indígenas, no fueron informados de que su juicio había sido votado a favor en comisiones, y en el caso de Carrizales Hernández, “sorprendía” que se haya hecho público el rechazo a su juicio político contra el alcalde capitalino Xavier Nava Palacios.

Tras intentar entrar a la sesión del pleno del Congreso y ser detenidos por elementos de seguridad del Legislativo, Teresa Carrizales decidió sentarse en la escalinata del edificio donde antes estuviera el busto de Ponciano Arriaga Leija, en donde espero sentada hasta que se fueron todos los diputados y no quedó más que ella.

Al caer la noche pidió que la asistieran en su ocupación visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CEDH) que la acompañaron hasta altas horas de la noche para evitar que fuera agredida por los elementos de la Policía Estatal que se quedaron a vigilarla.

Durante la madrugada, transmitió para informar que una amiga suya había asistido para entregarle una cobija para cubrirse del frío, sin embargó narró cómo un elemento de la Policía que resguardaba la entrada del edificio se negó a entregarle la cobija y utilizó como excusa el que no tenía ordenes de entregarle nada: “tengo elementos cuidándome en la puerta, adentro, ni los manifestantes que están frente a Palacio tienen esta seguridad”, destacó.

No obstante, al final el elemento de la Policía le entregó la cobija durante la transmisión y Carrizales Hernández le advirtió a Vianey Colunga que, tanto su manifestación como las acciones de la Policía Estatal, eran su responsabilidad.

A las cuatro de la madrugada los trabajadores del Congreso del Estado apagaron las luces del recinto y al lugar llegaron más efectivos estatales, entre ellos un grupo de mujeres pertenecientes a la seguridad interna del Congreso; en este punto, Carrizales Hernández informó que ni la CEDH ni la Comisión Estatal de Atención a Víctimas la estaban protegiendo.

La mañana de este martes 20 de octubre, Teresa Carrizales realizó su última transmisión, donde mostró cómo ella y algunos representantes de la comunidad mazahua estaban a la espera de que llegara la diputada Vianey Montes; a la par de esto, Carrizales Hernández comentó que estaban a la espera también de Jorge Vega Arrollo, de la CEEAV, quien debía estar presente durante las pláticas con la presidenta del Congreso.

En esta última transmisión hablaron los representantes de la comunidades mazahua y mixteca baja, quienes dijeron desconocer que el juicio político que habían promovido había sido aceptado y votado: “lo raro es que solamente el mío que se desechó haya sido publicitado, pero les informo que el dictamen del juicio político de las comunidades indígenas ha sido aprobado[…] con un procedimiento formalmente abierto, y más de este tipo; el señor Xavier Nava se queda sin la posibilidad de contender”, concluyó Teresa Carrizales.