Astrolabio

  • Maestra Agustina Soto realizó nuevo acto de protesta en la SEGE por incumplimiento en el pago a este subsidio.

José de Jesús Ortíz

La maestra Agustina Soto Luna efectuó este lunes un nuevo acto de protesta en las oficinas de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno del Estado (SEGE), en reclamo del cumplimiento de pago a un subsidio de operación para el centro de bachillerato comunitario Josefa Ortiz de Domínguez –ubicado en la región indígena de La palma, en el municipio de Rayón–, del cual se adeuda el pago desde el segundo semestre del año anterior.

Por la mañana, acompañada de José Wong, la maestra Soto realizó una protesta en la explanada interna de la dependencia estatal, aunque cerca de las nueve de la mañana fue recibida por Juan Antonio Alvarado Martínez, director de Educación Media Superior de la SEGE, quien hizo el compromiso de cubrir una parte del adeudo y normalizar el pago en los próximos tres meses.

Indicó que meses atrás se había hecho un acuerdo con el secretario de Educación, Juan Carlos Torres Cedillo, para normalizar el pago al subsidio, sin embargo, esto no se ha resuelto.

“La situación es que no nos están pagando y prometieron que nos iban a comenzar a pagar, había dicho el secretario de Educación que se intentaría pagar tres meses y luego ya cada bimestre”.  

Soto Luna precisó que para hacer válido el pago se les pedían diversos trámites y documentos por parte de funcionarios de la dependencia, lo cual retrasó y obstaculizó el pago: “La jefa inmediata, encargada de bachilleratos comunitarios, empezó a decirnos una cosa y a pedirnos un montón de documentos, y luego nos las cambiaba”.

Ante ello fue que decidió hacer una nueva protesta este lunes (con la intención de iniciar una huelga o plantón permanente), aunque por la mañana se tuvo un acuerdo con Alvarado Martínez, quien se comprometió a regularizar el pago y “nivelarlo” con el resto de los bachilleratos comunitarios que estaban en una situación similar.

Por su parte, José Wong señaló que en el bachillerato que coordinan en Rayón, no se les había pagado nada desde el año anterior: “El acuerdo es que se comenzará a pagar, no nos habían depositado nada, ya se subsanó la formalidad de los recibos, nos prometieron que a partir de hoy comienzan a regularizar y el acuerdo es que comenzarán a depositar ya (los adeudos) y se regularizará la administración del recurso a partir de septiembre, y esperamos que efectivamente cumplan”.

Agregó que dicho subsidio estatal se utiliza para gasto corriente y de operación, pues los centros comunitarios (constituidos como asociaciones civiles) al estar ubicados en zona de alta marginación y de difícil acceso, no tiene un fin lucrativo por lo cual funcionan con las aportaciones de los padres de familia y el citado subsidio.

A+