En el marco del evento denominado Modelo Educativo para la Vida y el Trabajo (MEVYT), 350 internos e internas del penal de Ciudad Valles recibieron certificados en competencia laboral al concluir los módulos de diversos talleres implementados para su reinserción.

Las certificaciones en soldadura, cocina, bisutería, carpintería, belleza, manualidades en fomy, corte y confección, entre otros fueron otorgadas por el Instituto de Capacitación para el Trabajo (ICAT).

Además, el Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEEA), presentó su modelo educativo en sistema braille, ya que en el centro de reclusión de Ciudad Valles hay  una persona ciega, a quien se le hizo entrega de sus módulos para que pueda continuar con sus estudios.

El IEEA también  inauguró un curso de computación e hizo entrega de certificados de primaria y secundaria en beneficio de la población interna de ese centro.

Asimismo, custodios y personal administrativo de los centros de Ciudad Valles, Tancanhuitz y Tamazunchale recibieron certificados  en  primeros auxilios y lengua tének; este último curso tiene el propósito de fortalecer la comunicación entre la población interna indígena y el personal penitenciario, destacando que actualmente ya se encuentran estudiando otro curso de lengua náhuatl.

La encargada del sistema penitenciario en el estado, Concepción Tovar Monreal indicó que el evento tuvo como objeto estrechar los lazos de colaboración y apoyo entre instituciones educativas, de capacitación y reinserción, ya que a través de la transversalidad y la consecución de los mismos objetivos se ha logrado un significativo avance al proveer a la población interna de los medios y herramientas que los lleven a su adecuada reincorporación socio-laboral.

Cabe hacer mención que los directores de  los  centros de reinserción de Matehuala y Tancanhuitz, en representación de la población interna varonil y femenil, recogieron certificados en tejido en palma, panadería, computación básica y manualidades en migajón, también otorgados por el ICAT.