Astrolabio

Leticia Vaca

Hasta un mes podría demorar el nombramiento del nuevo titular de la Fiscalía Anticorrupción tras la renuncia de Jorge Alejandro Vera Noyola, estimó el diputado Mauricio Ramírez Konishi, líder de la bancada priista.

“Si llega a tiempo esta propuesta, tal vez se pudiera llevar de tres a cuatro semanas, para poderlo recibir, convocar, dictaminar y luego mandarlo a Pleno y que se vote en Pleno”, abundó.

Asimismo, puntualizó que, de acuerdo a la normatividad, el Ejecutivo deberá proponer una terna: “llega al Congreso, primero a las comisiones para que se emita un dictamen, y luego se sube a Pleno; va a llegar a la comisión, a una de la comisiones que yo presido, que es Gobernación, y luego se hace en conjunto con la de Justicia, y esa terna se propone, si esa terna no pasa o no procede, el gobernador puede proponer una segunda terna para que sea a consideración, pero es el mecanismo que hasta ahorita tenemos”, explicó.

Finalmente, señaló que hasta el día de hoy se desconoce si hay propuestas o posibles candidatos: “hasta que recibamos el comunicado oficial, no tenemos ningún nombre, ni por comentario ni por nada por el estilo”.

Ya no queremos más fracasos
del Sistema Estatal Anticorrupción 

En ese contexto, Michel Hernández Piña, vocero de la organización Cambio por San Luis, consideró que la salida del ex fiscal es una muestra clara del fracaso del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

Fracaso que, advirtió, podría continuar si no se proponen perfiles que no tengan vínculos con partidos políticos.

Asimismo, hizo énfasis en que “como ciudadanos eso es lo que ya no queremos (…) efectivamente esos cargos al final quedan entre los mismos para su elección, no se toma en cuenta a otros perfiles, con otras características que no tuvieran un vínculo con partidos políticos”.

Hernández Piña estimó que la salida de Vera Noyola “tiene que ver más con efectivamente tratar de limpiarse o aislarse un poco, para después buscar un espacio político”.

A+