Imagen tomada de internet

Antonio González Vázquez

El diputado Pedro César Carrizales Becerra lamentó que la reforma electoral aprobada por el Pleno del Legislativo dejó fuera su iniciativa para reducir 40 por ciento el financiamiento público a los partidos políticos.

Para este año, el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana asignó 117 millones 170 mil 767 pesos para ser distribuidos entre los nueve partidos con registro.

La iniciativa del legislador hacía énfasis en que los recursos que se ahorrarían con el recorte del 40 por ciento a las prerrogativas, serían canalizados a distintas instancias de gobierno orientadas a la atención a la ciudadanía, como el Instituto de Mujeres del Estado, Instituto de Pueblos Indígenas, Instituto Potosino del Deporte y a la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas.

En su cuenta de Twitter, publicó esta tarde que “acabamos de aprobar la reforma político-electoral. ‘Convenientemente’ dejaron fuera nuestra iniciativa que disminuye el presupuesto de los partidos políticos; vamos a seguir presionando para que salga adelante”.

A finales de noviembre de 2018, cuando Carrizales Becerra presentó la iniciativa, justificó que no se pretendía “amarrar las manos a los partidos sino que se pongan a trabajar y el dinero se destine a las dependencias sin recurso, hay que sensibilizar el gasto público, y ahora los institutos políticos recibirán dinero de acuerdo a los votos obtenidos en las urnas y no usando como parámetro el padrón electoral”.

En ese año, los partidos en San Luis Potosí recibieron financiamiento por 130 millones de pesos. “No puede ser que reciban los partidos 130 millones de pesos de prerrogativas mientras el estado tiene problemas en seguridad, educación y salud”.