POR: ASTROLABIO

El Centro Histórico de la capital potosina es el tercero más rico del país en cantidad de monumentos con 3 mil 200 catalogados y cuenta con una población de 24 mil 704 habitantes en una superficie de 124.30 hectáreas. Sin embargo lo aquejan diversas problemáticas, comenzando por el abandono de las fincas que lo conforman y una tendencia a la baja en la cantidad de personas que lo habitan; ello porque se prevé que para 2030 el primer cuadro de la ciudad llegue a 16 mil 127 pobladores.

Como una forma de aprovechar la riqueza histórica y arquitectónica, el gobierno del estado y de la capital comenzaron la búsqueda de la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad para el Centro Histórico, con lo que además del reconocimiento y resguardo del primer cuadro de la ciudad, se obtendrían recursos para darle mantenimiento.

Fue así que en agosto de 2010 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization-UNESCO) otorgó la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad al denominado “Camino Real Tierra Adentro”, donde se contempla un área del Centro Histórico de San Luis Potosí, aunque en realidad este no es un proyecto impulsado exclusivamente por la entidad potosina, sino que en él participaron Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas, Estado de México y Jalisco.

Debido a ello, diversas voces, entre ellas el ex director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), aseguran incluso, que la declaratoria se obtuvo por el esfuerzo de las otras entidades y no por San Luis Potosí, además de que auguran que la entidad no recibirá recursos por parte de la UNESCO para el mantenimiento al primer cuadro de la ciudad.

A pesar de ello, se conformó un fideicomiso con participación del estado y el ayuntamiento de la capital, en el que cada uno aportará 10 millones de pesos para dar sustento a un proyecto de regeneración y rescate del Centro Histórico; dicho proyecto contempla la rehabilitación de edificios históricos, la regeneración de vialidades y un paquete de estímulos fiscales para incentivar la creación de un corredor comercial.

Además se creó una comisión encargada de coordinar los esfuerzos y trabajos para la reactivación del Centro Histórico, misma que quedó a cargo del ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta.

PRIMEROS PASOS

Luego de la firma del fideicomiso se contrató a la empresa Grupo de Diseño Urbano (GDU) del arquitecto Mario Schjetnan Garduño para la realización de un estudio respecto a las necesidades y opciones que hay para la reactivación del Centro Histórico. Dicha empresa ha realizado estudios similares en el Distrito Federal, Quintana Roo, Tampico, Puebla y Beirut; en el caso de San Luis Potosí llevó a cabo un Taller Participativo de Diseño Urbano y Paisaje del Centro Histórico con potosinos, algunos de ellos habitantes o usuarios del primer cuadro de la ciudad.

Entre los participantes en el taller se encuentran representantes del Colegio de Arquitectos, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; hoteleros, de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas; de la Cámara Nacional de Comercio; del Instituto Nacional de Antropología e Historia; de la Cámara Nacional para el Desarrollo de la Vivienda; de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios; del Instituto Municipal de Planeación; y de universidades.

El taller fue implementado para detectar las fortalezas y problemáticas actuales y para además identificar las oportunidades de intervención; para ello, se platearon tres mesas divididas en:

  • Fiscal/ administrativo/ financiero;
  • Diseño urbano/ espacio abierto/ paisaje/ usos de suelo;
  • y Turístico/ promoción/ hotelería/ seguridad/ mantenimiento.

Entre las problemáticas que se citan derivado del taller, se encuentran las diferencias y desequilibrios entre los valores catastrales del primer cuadro de la ciudad; la complicación para realizar trámites y permisos ante el INAH, dedicado a resguardar los edificios históricos que se encuentran en el perímetro; la carencia de estacionamientos aunada a la gran concentración de camiones urbanos en la Alameda; y que no se cuenta con infraestructura adecuada para permitir el libre tránsito de discapacitados, peatones y ciclistas.

Además, se señala la gran cantidad de viviendas abandonadas en el Centro Histórico, lo que a su vez propicia inseguridad e incluso la existencia de giros negros; se suma la falta de alumbrado público y la falta de mantenimiento a la iluminación escénica que se había colocado en primer cuadro de la ciudad.

En torno al aspecto del Centro Histórico, se citan diversas problemáticas como la instalación de anuncios espectaculares cerca de monumentos históricos, ausencia y deficiencia de baños públicos, falta de cines y teatros, mercados poco atractivos, ambulantaje sin orden y la presencia de franeleros y lavacoches.

Respecto a las propuestas realizadas, se pueden mencionar diversas ideas como la creación de una ventanilla única que facilite y agilice los trámites; la creación de pasos peatonales seguros y eficientes en el perímetro de la Alameda; una norma que permita la ampliación de cafés y restaurantes hacia la vialidad peatonal; promover un proyecto integral de transporte; identificar terrenos baldíos para crear en ellos estacionamientos, además de crear circuitos ciclistas y ciclo-vías, y de promover ecobicis y bicitaxis.

Para mejorar la imagen se propone la implementación de un programa de pintura de fachadas, la rehabilitación de los mercados y edificios que se encuentran abandonados; además de impulsar la construcción de cines y teatros, promover eventos como cine al aire libre en la Plaza de Aranzazú; diversificar el turismo con la creación de galerías y hoteles boutique, capacitar a guías turísticos trilingües; y emprender una campaña para regular o reubicar al comercio informal.
[print_gllr id=2262]

A LA FECHA…

En el mes de septiembre se iniciaron obras para rehabilitar las calles del circuito que comprenden la Alameda Juan Sarabia y en ellas se incluyó la ampliación de un carril sobre la avenida Universidad, donde se concentra un importante flujo vehicular; aunque estas obras traerán un beneficio colateral al Centro Histórico, son parte de un proyecto de regeneración de once vialidades por parte del ayuntamiento capitalino y no del programa de reactivación del primer cuadro de la ciudad.

Pese a ello, el coordinador de la Comisión para la reactivación del Centro Histórico, Horacio Sánchez Unzueta ve la coordinación entre gobierno y ayuntamiento como un paso “muy importante” y advierte que el proyecto es a mediano plazo, por lo que no habrá resultados “de un momento a otro”.

Mencionó que entre los proyectos básicos para la rehabilitación del Centro Histórico se encuentra la creación de una zona de transferencia de transporte urbano digna en la Alameda Juan Sarabia, esto para darle seguridad a los 230 mil potosinos que cada día concurren en las diversas rutas de transporte que pasan por dicho punto, “hay que dignificar y reconstruir la parte posterior del Museo del ferrocarril”.

Así mismo, destacó la importancia de que ya se cuente con el fideicomiso, principal instrumento para dar inicio a los proyectos para la reactivación del primer cuadro de la ciudad, aunque de manera extraoficial se menciona que ni gobierno del estado ni el ayuntamiento de la capital, han hecho las aportaciones respectivas de 10 millones de pesos cada uno a dicho fideicomiso.

Por otro lado, ya se ha buscado un acercamiento con el empresario Carlos Slim, director del Grupo Carso, que actualmente lleva a cabo la construcción de una nueva plaza comercial en la capital potosina, y que además tiene en su haber, la colaboración en proyectos de reactivación de centros históricos como el de la Ciudad de México, experiencia que se pretende atraer hacia San Luis Potosí para, en palabras de Sánchez Unzueta, darle mayor “dinamismo” al proyecto en pie.

Cabe recordar que durante 2010 se dio a conocer el interés de Grupo Carso en el edificio Ipiña, uno de los más simbólicos del Centro Histórico, en donde se dijo, pretendía instalar una sucursal de la tienda departamental Sanborn’s, sin embargo no se ha dado aviso oficial de un acuerdo entre el empresario y autoridades potosinas o el propietario del edificio Ipiña.

[print_gllr id=2276]