Astrolabio

56c14a1b433e9

 

Monterrey, Nuevo León (15 de febrero de 2016).- Luego de retomar el control del Penal del Topo Chico, autoridades del estado de Nuevo León revelaron con fotos y videos “los lujos” en que vivían algunos reos.

Durante un recorrido por los edificios C-2 y C-3, las autoridades descubrieron que algunas de las celdas estaban transformadas en verdaderos departamentos de “lujo”, agrupando dos o hasta cuatro celdas en una, con acabados de primera en pasillos, pisos y sanitarios.

Las celdas con más lujo eran las de Jorge Iván Hernández Cantú “El Credo” y Juan Pedro Saldívar Farías, alias Z-27 , quienes encabezaban los dos grupos rivales que disputaban el control de ese centro penitenciario, informó el gobierno estatal a través de un comunicado.

“Además, los espacios contaban con aire acondicionado tipo minisplits, pantallas planas, frigobares, acuarios, aparatos para ejercicio físico, camas king size y hasta un baño sauna.

También se podían apreciar algunos murales realizados en techos, donde los internos rendían culto a la Santa Muerte”, informa el comunicado.

La operación de limpieza y orden iniciada por las autoridades este domingo concluyó con el desmantelamiento de estos espacios.

56c14a2e2ca4a 56c14a7a2907b

56c14a8d81873 56c14a12ae33b 56c14a9c7196d

Los objetos fueron llevados a unos de los patios de la prisión donde las autoridades procedieron a su destrucción y desmantelamiento, para luego realizar el traslado de los desechos a uno depósito de desechos físicos.

Durante el operativo fueron retirados 280 puestos semifijos de alimentos, abarrotes y hasta un bar que eran operados por los internos.

El secretario de Seguridad Pública, General Cuauhtémoc Antúnez, pudo entrevistarse con algunos de los internos que permanecen en el centro penitenciario, y constató las irregularidades, abusos y cobros que se cometían al interior del reclusorio.

También se informó que, a partir del lunes, el Gobierno estatal instalará mesas jurídicas para revisar los casos de los internos que aún no reciben sentencia y darle celeridad a sus casos.

Fuente: La Jornada.

Leave a Reply

A+