Carlos Rubio

Al medio día de este viernes fue retirada la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Víctimas, luego de que el grupo de mujeres que había organizado esta protesta fuera atendido por personal de las comisiones Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y Nacional de Derechos Humanos. 

La noche del jueves arribó a las instalaciones de la CEEAV, en la calle Ignacio López Rayón, del Centro Histórico, la titular de Conavim, María Fabiola Alanís Sámano, quien ayer por la mañana causó un gran descontento entre las víctimas que tenían agendada una reunión con ella, debido a que no respetó el horario indicado y luego de una rueda de prensa se retiró con el mandatario estatal, Juan Manuel Carreras López.

En compañía de la comisionada se presentaron visitadores de la CNDH, quienes tomaron las quejas de las víctimas presentes, como María de Jesús Armendáriz, Teresa Carrizales Hernández y Griselda Haro, además de comerciantes del Centro Histórico, que también relataron sus inconformidades acerca de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. 

Por otra parte, Teresa Carrizales Hernández habló acerca de las declaraciones hechas esta mañana por el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, en las que refirió que “ayer estuve platicando con ellas”, a lo que la ex oficial del Registro Civil respondió que “él nunca llegó, mis compañeras se quedaron esperando al Secretario de Gobierno que no llegó”.

Cabe recordar que ayer las víctimas solicitaban la presencia de Juan Manuel Carreras López, Alejandro Leal Tovías y el fiscal general, Federico Garza Herrera, sin embargo ninguno hizo acto de presencia. 

Hasta aproximadamente las dos de la mañana los visitadores de la CNDH terminaron de levantar el acta donde se hacía oficial la reunión llevada a cabo, luego de ello la mayoría de las víctimas se retiraron, quedando únicamente Teresa Carrizales, en espera de los diputados, quienes se presentaron hasta el mediodía para hablar sobre su caso. Una vez concluida la reunión, se retiraron de las instalaciones de la CEEAV.