Astrolabio

Retrocede el Arzobispo

Retrocede el Arzobispo

 

parejas

Por: Eduardo Delgado

Porque se ha producido un encono en la sociedad potosina sobre la aprobación de la unión entre personas del mismo sexo, el arzobispo José Carlos Romero Cabrero consideró oportuno “desamarrar navajas”.
Asimismo, explicó, por inexperiencia del padre Jesús Priego, vocero de la iglesia católica “se le fue el pico” al declarar que a las víctimas de abuso sexual, de parte del ex sacerdote Eduardo Córdova Bautista, no tienen derecho a denunciarlo luego de tres décadas.
De los diversos casos de abuso sexual atribuidos a Córdova Bautista, en los tres años que lleva como arzobispo, sólo ha tenido conocimiento de un caso “en lo que a mi toca”, deslindó.
Entrevistado este domingo, al término de la misa del medio día que ofició en Catedral, el prelado evadió responder cuestionamientos en torno a la unión de personas del mismo género. “No quiero echarle más leña a la hoguera ni hacer más gordo el caldo”, declaró.
Ello, justificó, “porque si hay algo que favorecer es la unidad entre los potosinos” y anunció además que en el sínodo de la Iglesia, a celebrarse el próximo mes en Estados Unidos, se definirá la postura de esa institución sobre el tema de la familia.
En tanto, dijo, “todos merecen mi cariño, mi respeto y mi oración, y si algo me preocupa de San Luis es su paz”. Incluidos homosexuales y lesbianas “todos somos hijos de Dios”, añadió.
Admitió que el antagonismo originó encono en la sociedad potosina y “desde antes tenemos que ser muy respetuosos de las personas”.
Acerca de si le preocupa la denuncia promovida por la Red de Diversificadores Sociales contra la Iglesia, en desacuerdo con pronunciamientos de él y del vocero, Romero Cabrero sostuvo que “me preocupa todo”.
La demanda, anticipó, la atenderán en su momento, “pues tampoco nos vamos a esconder ni a justificar”.
Lo primordial, aseveró, es el respeto y en esa tesitura fue cuestionado de si la Iglesia respetaría la unión de parejas del mismo género, pero reiteró su postura de abstenerse de opinar.
Acerca de la posición de sacerdotes católicos, plasmada en artículos publicados en el semanario “La Red”, órgano informativo de la Iglesia potosina, a favor de la unión civil de varones con varones y mujeres con mujeres, se disculpó: “No he leído ese artículo… a veces…”.
-¿A veces no lee uno lo que quiere leer o ese tema no le interesa?
No. En este momento considero que el mejor camino es no ponerle más puntos al asunto, porque dañaríamos más la convivencia y a mí me interesa…, pues yo soy potosino, viví aquí. Deseo el bien de todos.
Sostuvo que lo oportuno, tras el encono social originado en torno al tema, es “desamarrar navajas”.
En el tema específico de lo declarado por Priego Rivera, respecto de las víctimas de abuso sexual de parte del ex presbítero Eduardo Córdova, el arzobispo expuso que “en cualquier entrevista a cualquier gallo se le va el pico”.
Además, añadió, “hay otra cosa…ustedes (los periodistas) empezaron de novatos y les hicieron sus novatadas y sus jefes los pusieron casi…y (les dijeron) “a la otra y te me vas”.
“Yo digo que el padre tiene que tomar experiencia y no pasarse de lo que no hemos dicho y de lo que no afirmamos”, añadió pero indicó que no ha considerado el relevo de Priego como vocero.
 

 

A+