Por Victoriano Martínez

Si algo hay de lo que se pudiera tener la certeza de que sí produce en el Poder Judicial del Estado, serían los grandes volúmenes de fotocopias pero, así como sobre la justicia que es su razón de ser existen dudas de que se dé, algo tan concreto y cotidiano también deja ver puntos razonables para ponerlo en duda.

De acuerdo con la información de sus egresos en la Plataforma Estatal de Transparencia, el Poder Judicial del Estado tiene un ritmo de producción de copias fotostáticas de 3.55 cada segundo, es decir, 306 mil 992 copias al día.

De las copiadoras del Poder Judicial, según lo pagado en el mes de enero por servicios de fotocopiado, salió más de una tonelada de papel (mil 387.54 kilogramos, para ser precisos) durante cada uno de los días del primer mes del año.

Una cantidad que difícilmente puede darse, así se tengan en cuenta todas las áreas del Poder Judicial. Lejos de ser un organismo para impartir justicia, sería un mero aparato de reproducción de papeles.

Ahora que, si en verdad se elaboraron tantas fotocopias, a ese ritmo muy pronto la Ciudad Judicial agotaría su capacidad de almacenamiento, pues tan solo en el mes de enero habría acumulado más de 43 toneladas de papel (43 mil 13 kilogramos).

Se estima que un árbol de 30 a 40 años de viejo alcanza para la producción de 20 kilogramos de papel. El Poder Judicial habría provocado la tala de 2 mil 150 árboles sólo en enero.

También se calcula que por cada tonelada de papel se utilizan 100 mil litros de agua. Es decir, el número de copias reproducidas en el Poder Judicial durante enero habrían requerido, para el papel, del uso de 4 millones 313 mil litros de agua.

Cualquiera pensaría que en el Poder Judicial la producción de copias fotostáticas es numerosa, pero que de eso se llegue a realizar pagos equivalentes a volúmenes inverosímiles apunta a que, a presuntos ríos de fotocopias revueltas ganancia de algún administrador que tramita facturas sin la supervisión adecuada para evitar fuga de recursos públicos.

Grave que al Poder Judicial del Estado no se le pueda creer ni el número de fotocopias que saca.

Paga Poder Judicial 43 toneladas de fotocopias en enero