Astrolabio

Xochiquetzal Rangel

Edgar Jiménez Arcadia, titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal, indicó que, más que rondines en los diferentes planteles de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), lo que se buscará es tener comunicación y coordinación permanente con los jefes de seguridad de cada Facultad, ya que en un rondín, entre cada vuelta, hay un “tiempo muerto” para llegar al punto inicial, el cual puede servir para cometer algún acto ilícito.

Expresó que, pese a que desde hace cuatro meses se ha intentado mantener dicha coordinación, hasta ayer sólo en algunos casos se estableció la comunicación para que, en caso de que vean un coche sospechoso o pase algún incidente, como el presunto intento de secuestro de una estudiante de la Facultad de Psicología, se les informe y pueda haber pronta atención por parte de las autoridades municipales.

“Desde ayer y antier reforzamos los operativos e hicimos una coordinación con la Guardia Nacional para reforzar los operativos”, destacó.

Al ser cuestionado sobre lo dicho por los estudiantes que se manifestaron por la mañana de este jueves 12 de septiembre sobre que la Policía Municipal, ante el intento de secuestro en las inmediaciones de la Facultad de Psicología, sólo atendió y se fue, argumentó que forzosamente debe haber un reporte al 911 para que se haga una intervención más inmediata, ya que es la línea en la que se alerta a todas las instancias de seguridad.

Finalmente, respecto al pliego petitorio en el que los estudiantes solicitan botones de pánico y mayor número de cámaras en las facultades y sus alrededores, el comandante dijo que en la reunión que sostuvieron ayer les proporcionaron información sobre las características de las herramientas, y garantizó que se mantendrán diálogos con las autoridades de la UASLP y la Secretaría de Seguridad Pública, ya que la instalación de este equipo lleva un proceso.

A+