Semillas-de-manzana-venenosas

Por: Redacción (22 de abril).- En ocasiones, lo más inofensivo puede resultar lo más peligroso. Y es que entre muchas de los alimentos que consumimos encontramos enemigos silenciosos que es mejor conocer. Por ejemplo, la manzana (entre otras frutas) contienen pequeñas semillas que pueden resultar venenosas.

¿Cómo? Esto se debe a que la parte blanca de las semillas contiene cantidades muy pequeñas de cianuro, un veneno que impide a las células respirar y por lo tanto, produce la asfixia; sin embargo, las semillas deben ser masticadas, ya que de otra manera pasan por el sistema digestivo sin ser asimiladas.

A lo largo de la historia, el cianuro ha sido utilizado en numerosas ocasiones para envenenamientos humanos. Uno de los más conocidos es el caso de envenenamiento de Grigori Rasputín, el influyente místico ruso al que le sirvieron pasteles y vinos con grandes cantidades de esta sustancia que le provocaron la muerte.

¡Pero no te preocupes! No creas que al masticar un par y tragarlas, te irás al otro mundo, ya que se necesitan por lo menos unas 1500 semillas de manzana para que se pudieran sentir los efectos.

Así que si planeas comer unas mil manzanas, que sean sin semilla, por favor.

Leave a Reply