Astrolabio

giphy-4

 

Ciudad de México (14 de marzo de 2016).- ¿Jornadas laborales demasiado largas? ¿Pocas vacaciones y muchas veces sin desconectar del todo? El trabajo ocupa una parte importante de nuestras vidas.

Y en México, para aquellos que tienen la suerte de tener un empleo, aún más. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con datos del 2013 demostró que México es su país miembro en el que más tiempo se trabaja anualmente, así, figuró con dos mil 237 horas al año, por encima de sitios como Corea, Rusia y Turquía.

Y supera por 467 el promedio de la OCDE.

Está claro que se necesita descansar. Cada vez hay más estudios de la medicina, la psicología, incluso de la gestión empresarial que explican por qué. Así que aquí van tres argumentos científicos a favor de las jornadas laborales razonables y las vacaciones:

Afecta al cuerpo.

La revista científica American Journal of Epidemiology realizó una revisión sobre 50 años de investigaciones al respecto y llegó a la conclusión de que aquellos que trabajan más de 10 horas al día incrementan en un 80 por ciento el riesgo de una cardiopatía coronaria.

Los investigadores consideran que buena parte del problema está relacionado con los crecientes niveles de estrés en el entorno laboral.

Afecta a la mente.

Al revisar datos de décadas sobre la salud de los funcionarios británicos, un grupo de investigadores liderados por el Instituto Finlandés de Salud Ocupacional encontró que  las personas que trabajan más de once horas al día, tienen más del doble de probabilidades de tener un episodio depresivo.

El informe indica que el peligro es el mismo para aquellos que no tienen problemas psicológicos previos.

iStock_000047089088_Medium

Afecta el clima laboral.

Un estudio de 2013 de la Universidad de Uppsala, en Suecia, sugiere que las personas que se van de vacaciones  afectan positivamente al clima laboral y a la salud mental de los que les rodean.

Tomando como referencia el volumen de consumo de antidepresivos, vieron que había una “relación significativa” entre la caída del volumen en la dispensación de recetas médicas entre aquellos que tomaban más vacaciones.

Fuente: Sin Embargo.

Leave a Reply

A+