Redacción

Los Servicios de Salud de Gobierno del Estado incluirán en sus protocolos de atención médica de pacientes con coronavirus COVID-19 el uso de la dexametasona como un tratamiento que puede ayudar a su recuperación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que actualizará la guía para tratar a pacientes con COVID-19 luego de que un ensayo clínico mostrara que la dexametasona redujo la tasa de mortalidad en casos graves hasta en una tercera parte. 

Al respecto, la titular de los Servicios de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, dijo que el área de Atención Médica se encuentra revisando la información para incluir a la dexametasona en sus protocolos. 

Aunque reconoció que aún deben seguir “aprendiendo del virus”, ya que desde el inicio de la epidemia se han sumado y retirado diversos medicamentos en los tratamientos, consideró que los resultados de este tipo de ensayos clínicos dan “esperanza para poder establecer protocolos que nos permitan recuperar más rápido a nuestros pacientes”.  

El estudio sobre los efectos de la dexametasona en pacientes con COVID-19 fue realizado por la Universidad de Oxford y se observó que el medicamento no produjo efectos significativos en pacientes con síntomas leves, por lo que su uso se recomendó únicamente en pacientes graves que requieren oxígeno o estén conectados a un respirador artificial.