Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

La economía y el desarrollo en San Luis Potosí tiene dos caras, una rozagante y feliz y la otra, torva y decepcionada. Mientras que la entidad se coloca entre las diez entidades con mayor crecimiento económico, más del 53 por ciento de la población económicamente activa no puede comprar la canasta básica para subsistir con el salario que tiene.

Pese a estar en el top ten de los estados con mejor crecimiento económico durante el primer semestre del año, estados vecinos que son competidores directos de San Luis Potosí tienen un mayor crecimiento: Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato crecieron a un mejor ritmo que la entidad potosina.

De acuerdo con datos del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del INEGI, el crecimiento económico del estado de Aguascalientes ha sido de 8.8 por ciento y en San Luis fue del 5.2 por ciento. También Querétaro creció más con 6 por ciento y Guanajuato con 5.6 por ciento.

De suyo, la organización México Cómo Vamos en su vertiente de Semáforos Económicos Estatales presenta cuatro semáforos con luz roja, tres en verde y uno en ámbar, lo que implica que aunque la economía no está mal, para la ciudadanía no todo se encuentra bien.

San Luis Potosí tiene focos rojos en productividad, lo que supone que no se ha cumplido la meta de disminuir los costos de productividad de 133 a 125 pesos. También tiene focos rojos en pobreza laboral ya que el 52.9 por ciento de los trabajadores no cuenta con ingresos suficientes para adquirir la canasta básica. La meta es bajar el índice a 50 por ciento, pero no se ha logrado.

De igual manera, San Luis Potosí tiene focos rojos en  desigualdad laboral  ya que no se ha logrado equilibrar el ingreso de los trabajadores y hay focos rojos en el caso del número de personas que trabajan para el gobierno. Es decir, no se ha logrado disminuir la burocracia en todos sus niveles.

En ese sentido, el 4.3 por ciento de los trabajadores activos ocupan puestos en los distintos niveles de gobierno, la meta es reducir el índice al 4 por ciento sin que se haya avanzado. Incluso, San Luis en su burocracia está por encima de la media nacional que es de 4 por ciento.

Del informe destaca que San Luis Potosí tiene una informalidad económica muy grande al colocarse en 48.5 por ciento, aunque en ese indicador, por primera vez se logró bajar del 50 por ciento.

Con 20 mil 823 empleos creados al primer semestre del año, la entidad logró luz verde en generación de empleos ya que la meta era crear 12 mil 850. Lo mismo es en el caso del crecimiento económico puesto que con el 5.2 por ciento, se supera la meta que era de 4.5 por ciento anual.

A+