Antonio González Vázquez     

San Luis es territorio de la muerte: la capital, Soledad de Graciano Sánchez, Ciudad Valles, Tamasopo, Villa de Arista, Axtla de Terrazas, Guadalcázar, Cerritos, Cerro de San Pedro, Villa de Reyes y Ébano. La muerte amplía su territorio más allá de la peligrosísima zona metropolitana; entre las víctimas mortales, cuatro mujeres y muchos jóvenes. Cuerpos incinerados, desmembrados y decapitados; otros masacrados a golpes o abatidos a tiros, mes de cartulinas con mensajes de grupos criminales. Aquí la crónica de muerte de del 26 de octubre al 26 de noviembre, un corte de caja mortuoria más desde que este portal inicio este ejercicio con el arranque del gobierno de Juan Manuel Carrereas López.

Como a las once de la noche del día 26 de octubre, dos sujetos entraron al billar Zapata de la colonia Víctor Manuel Santos en el municipio de Ciudad Valles. No iban a jugar; fueron a matar al propietario del negocio, un hombre de 59 años de edad y de nombre Rodolfo. Lo abatieron con una ráfaga y de paso hirieron a dos parroquianos para luego huir del lugar.

Un hombre de unos 30 años de edad caminaba por la acerca de la calle Valenciano de la colonia Valencia en la zona metropolitana de la capital, de súbito, una camioneta de color negro se empató con su andar y desde su interior le dispararon para quitarle la vida. Los hechos, poco después de las ocho de la noche del día 27 de octubre.

En el edificio Yucatán ubicado en la avenida Morales-Saucito, un hombre fue asesinado a balazos. El día 27 de octubre, en ese lugar se celebraba una fiesta de amigos que ya por la noche derivo en pelea y luego concluyó con un asesinato.

Un hombre de 25 años de edad fue ejecutado con disparo de arma de fuego en la cabeza, luego lo encobijaron, lo metieron en una bolsa que después fue abandonada en una calle de la colonia Misión del Palmar en la capital del estado. Entre la basura y los yerbajos había una bolsa negra lo cual llamó la atención de los vecinos de la calle Mazatlán, así que dieron aviso a la policía que ubicó el cuerpo del desconocido por la mañana del día 29 de octubre.

A las nueve de la mañana del día 30 de octubre, en un predio de la comunidad de Tierra Blanca en la capital potosina, fue localizado el cuerpo de una persona ya en ostensible estado de descomposición. Personal de la Fiscalía recogió el cuerpo a fin de que el Forense lo identifique y se conozca cómo murió. El rostro de la víctima estaba ya desfigurado.

Sujetos armados atacaron a una persona en la colonia Jaime Torres Bodet, en la capital del estado. Tras  la agresión, uno de los hermanos de la víctima lo auxilio y de inmediato lo trasladó a un hospital privado en la avenida Ricardo B. Anaya,  pero al salir de la clínica bajo de la acera y los mismos agresores le lanzaron una camioneta y lo luego fue atropellaron para darle muerte. Los hechos, por la noche del día 30 de octubre.

 Entre la maleza que crece en un predio de la colonia Lomas del Real en el municipio de Ciudad Valles, fue localizado el cadáver de un hombre ejecutado. Tenía los ojos cubiertos con una venda, estaba maniatado y presentaba un disparo de arma de fuegos y múltiples golpes que denotan que fue torturado. El cuerpo no fue identificado y de sus restos, dieron aviso a la autoridad por la mañana del día uno de noviembre.

En la mañana del día 3 de noviembre en una calle sin pavimentar en Prolongación de Avenida Juárez, fue localizado el cadáver de un hombre que había sido ejecutado mediante disparo de arma de fuego en la cabeza. Vecinos de la periferia al sur de la ciudad vieron ovillado el cuerpo y avisaron a la policía-. El cuerpo no pudo ser identificado.

En el amanecer del día 3 de noviembre en la calle Libertad de la colonia San Francisco del municipio de Soledad de Graciano Sánchez fue asesinado un hombre de 43 años de edad; le acuchillaron sin que nadie se enterase quién fue el agresor. Los vecinos de esa calle solo vieron el cuerpo en un gran charco de sangre.

En una modesta tiendilla de abarrotes en la colonia Los Magueyes en la capital del estado, dos mujeres vendían tacos. Era casi la medianoche del día 4 de noviembre cuando llegaron dos sujetos armados que pretendían robar. Las mujeres se opusieron y fueron agredidas con arma de fuego: una anciana de 80 años murió y otra de 39 fue herida.

Al filo de las cuatro de la mañana del día 5 de noviembre fueron asesinados dos hombres y una mujer. La agresión, en el interior de la casa marcada con el número 733 de la calle Eucaliptos en la colonia San José, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. La policía encontró en el lugar de los hechos casquillos percutidos de arma de fuego; los atacantes los abatieron a tiros y luego huyeron.

En la parte trasera de unas bodegas que se ubican en la comunidad de Los Gómez, cerca de la carretera San Luis-Ríoverde, se descubrió el cuerpo de un hombre ejecutado. El hallazgo, poco después de las nueve de la mañana del día 6 de noviembre. En el lugar, la policía encontró el cuerpo maniatado y amordazado; lo habrían ahorcado.

Una mujer fue asesinada y sus restos los metieron en una maleta de color negro que luego fue abandonada  en un camino terregoso en la Delegación Municipal de Villa de Pozos en la capital del estado. El hallazgo, en la tarde del día 7 de noviembre, momento en el que las autoridades ministeriales no tenían identificada a la víctima. Tampoco se supo la causa de su muerte ni quién quiénes fueron los responsables.

En un paraje desolado del la colonia Los Vargas al norte de la capital del estado, poco después de las cinco de la tarde del día 7 de noviembre, fue localizado el cuerpo decapitado de un hombre, cuyos restos estaban envueltos además en una cobija. Vecinos de esa zona dieron aviso a la policía luego de atestiguar que una jauría de perros hacía presa para devorar la cabeza de la víctima.

El día siete de noviembre, familiares de Enrique  denunciaron su desaparición. Vivía en el ejido El Picholco en el municipio de Axtla de Terrazas. Luego de buscarlo, lo encontraron muerto. Por la tarde del día 9 de noviembre fue ubicado en una parcela del ejido Jalpilla y según peritos de la Fiscalía General del Estado, presentaba heridas y golpes contusos el todo el cuerpo.

Un hombre fue asesinado a tiros por la noche del día 7 de noviembre en Ciudad Satélite, la zona habitacional más distante de la capital potosina. La víctima celebraba su cumpleaños con una fiesta cuando causó alarma el sonido de armas de fuego que alguien disparaba. Salió de su casa a ver de qué se trataba y en plena calle fue asesinado al recibir cuatro disparos.

Habitantes de la comunidad de El Aguaje en  la capital del estado, descubrieron un cuerpo que flotaba en una enorme laguna que se generó por las recientes lluvias en un banco de arena abandonado. Elementos de los bomberos y la policía rescataron el cadáver en el atardecer del día 15 de noviembre.

En un camino de la comunidad de Tanque de Mendoza del municipio de Villa de Arista fue localizado un automóvil siniestrado completamente por el fuego. En el asiento trasero quedaron los restos de dos cuerpos incinerados. Habitantes de ese lugar dieron aviso a la policía por la tarde noche del día 15 de noviembre. 

En un predio de la colonia Las Flores en la capital del estado, fue localizada una bolsa negra envuelta con una cobija en color azul; en su interior,  el cuerpo mutilado de una mujer de unos 30 años de edad. Los hechos, a las nueve de la mañana del día 16 de noviembre.

Como a las ocho de la mañana del día 17 de noviembre, habitantes de la comunidad de Palos Altos del municipio de Guadalcázar llamaron a la policía estatal para avisar que acababan de ver el cuerpo de un hombre en llamas. Estaba en un paraje muy cerca de la carretera a Cerritos. Cuando llegó la policía a eso de las nueve de la mañana, encontraron un cuerpo carbonizado y aún humeante; estaba boca abajo cerca de unos matorrales.

Un hombre de unos 25 años de edad fue asesinado a balazos por la mañana del día 17 de noviembre. Su cuerpo, estaba abandonado entre las yerbas de la carretera que va del municipio de Tamasopo al crucero de la carretera 70 que conduce a Ciudad Valles. El cadáver tenía cubierto el rostro con una camisa y presentaba diversas heridas por disparo de arma de fuego.

En la madrugada del día 18 de noviembre, la policía localizó el cuerpo de un hombre que fue abatido con arma de fuego. El cadáver tendido en medio del arroyo de una calle de la colonia San José del Barro, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, tenía a su lado una cartulina con el mensaje de un presunto grupo criminal. La víctima tendría unos 20 años de edad, según reportó la policía.

Hacia la medianoche del día 18 de noviembre, un hombre caminaba por una acera de la calle Quezada y al llegar a la esquina con la avenida Reforma fue atacado a balazos; se desplomó en medio del arroyo de donde fue recogido por paramédicos que en una ambulancia lo trasladaron a un hospital donde horas más tarde, falleció víctima de las heridas.

Por la mañana del día 19 de noviembre, unos peatones denunciaron el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre de aproximadamente entre 40 y 45 años de edad en un camino adyacente al bulevar Río Santiago en Soledad de Graciano Sánchez. El cuerpo estaba tendido  entre la calle Mariano Jiménez y Periférico; era de complexión robusta, boca abajo y maniatada.

En la colonia Santa Rosa en el municipio de Ciudad Valles, fue localizado durante la madrugada del día 19 de noviembre, el cuerpo de un hombre que fue asesinado a golpes de piedras. Los restos fueron ubicados en una zanje entre las hierbas del lugar.

A la orilla de un camino que lleva a la cabecera municipal de Cerro de San Pedro quedó el cuerpo de un joven asesinado a tiros durante la madrugada del día 20 de noviembre. A un costado del cuerpo, sus agresores dejaron una cartulina con el mensaje de una banda delictiva. La policía recibió aviso del hallazgo a eso de las siete de la mañana.

A las diez de la mañana del día 20 de noviembre, vecinos de la colonia La Virgen en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, avisaron a la policía que recién habían descubierto un cuerpo tirado en un predio deshabitado de esa colonia. En el sitio, la policía encontró un cadáver; la víctima, un hombre de unos 25 años de edad, había sido masacrado a balazos.

A la medianoche del día 20 de noviembre, en la calle Alabama de la colonia El 21 del municipio de Ciudad Valles, la policía localizó el cuerpo de un hombre que presentaba en la cabeza orificio proyectil de arma de fuego. Los restos presentaban ya signos de descomposición y correspondían a un varón que había desaparecido hacía unos cinco días.

Hombres armados irrumpieron en la casa con domicilio en la calle de Morelos de la comunidad El Mirador en el municipio de Villa de Reyes y asesinaron a dos hombres a los que abatieron con armas de fuego de grueso calibre. Los hechos, por la tarde del día 21 de noviembre, las víctimas, tenía 23 y 36 años respectivamente.

En cuestión de minutos, al filo de las seis de la mañana del día 23 de noviembre, fueron descubiertos los restos de tres cuerpos masculinos descuartizados. En distintos puntos del municipio de Villa de Reyes, la policía municipal y luego la estatal, al atender llamadas de denuncia, confirmaron el hallazgo de bolsas con restos humanos decapitados y junto a cada bolsa, mensajes de un grupo criminal. Uno, estaba en la carretera Villa de Reyes a la comunidad de Bledos; otro, en la carretera 37 y Prolongación Hidalgo y un tercero, en el Libramiento de la carretera de Villa de Reyes a Guanajuato.

Unos adolescentes que se dirigían a la colonia Pedroza, al norte de la capital, caminaban por el tendido de las vías del ferrocarril. Eran las nueve de la noche del día 23 de noviembre y de pronto les llamó la atención un promontorio con algo de color claro encima. Se acercaron al borde y lo que vieron fue el cuerpo de un hombre; tenía un pica hielo clavado en el pecho. Al llegar la policía a ese lugar, identificó una herida por disparo de arma de fuego en la cabeza.

Cerca de la medianoche del día 23 de noviembre, en el camino de acceso a la comunidad de Monteoscuro en la capital del estado, dos hombres fueron abatidos a balazos. Sus agresores, los esperaban en ese lugar y al verlos, descendieron y abrieron fuego. Al marcharse, los asesinos colocaron una cartulina en la escena del crimen.

En el declive de una zanja de cierta profundidad en la comunidad de Palma de la Cruz del municipio de Soledad de Graciano Sánchez fue localizado el cuerpo maniatado y amordazado de un hombre sin vida. Antes del mediodía del día 23 de noviembre, la policía fue alertada del hallazgo. Personal de la Fuerza Metropolitana acudió al llamado y en el lugar, encontraron el cadáver que también presentaba una herida por arma de fuego en la cabeza.

En punto de las dos de la mañana del día 24 de noviembre, un hombre de 30 años de edad murió en un modesto hospital del municipio de Ébano. Unas horas antes lo habían ingresado tras haber sido localizado tirado en una calle de la colonia Bermúdez, donde había sido masacrado a golpes.