Astrolabio

unnamed-1

 

Por: Victoriano Martínez.

 

Más de un obeso adicto a las dietas, o quien padece hipertensión, estará tentado a ir a la Unidad Administrativa Municipal a pedir al alcalde Ricardo Gallardo Juárez que les pase la receta: tras su llegada al Ayuntamiento, se redujo el número de policías obesos en un 55.97 por ciento en tanto que los hipertensos prácticamente desaparecieron, disminuyó un 91.12 por ciento.

María Esther Estrada Gómez, jefa de la Sección Cuarta de Estado Mayor y Coordinadora de Justicia Cívica de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, reportó en respuesta a la solicitud de información 00053116, vía Infomex, sobre la reducción del número de elementos con obesidad e hipertensión.

De acuerdo con los datos, durante la gestión municipal encabezada por Mario Garíca Valdez la tendencia fue en constante aumento, tanto en el número de obesos como de hipertensos. De 2012 diciembre de 2014 el número de obesos pasó de 371 a 452, en tanto que el de hipertensos de 54 a 124.

Para diciembre de 2015, a tres meses de que Gallardo Juárez asumió el cargo, el número de obesos ya se había reducido a 214 y el de hipertensos a 25, y la tendencia sigue a la baja.

Los datos correspondientes al cierre del mes de enero ubican el número de policías con problemas de obesidad en 199 y el de hipertensos en sólo 11.

Aunque el reporte no indica que se trata de una reducción por bajas de personal obeso e hipertenso, o porque se les haya sometido a un régimen de control médico, Estrada Gómez deja ver que se trata de lo segundo.

 

“Finalmente hago de su especial conocimiento”, señala en el oficio DGSPM/DG/DEM/S4yCJC/0097/II/2016, “que la instancia que cuenta con los datos solicitadosde todo el personal operativo que integra esta Dirección General de Seguridad Pública Municipal, es Servicios Médicos del H. Ayuntamiento. Toda vez que ellos cuentan con el Historial Clínico del personal de esta corporación”.

Leave a Reply

A+