5

Ciudad de México, (15 de abril).- Tras el lanzamiento del satélite Bicentenario, el 19 de diciembre de 2012, con la puesta en órbita en este año de los artefactos Centenario y Morelos 3, México experimentará una gran revolución en las comunicaciones, ya que además de su amplia cobertura, permitirá la comunicación de autobuses, automóviles, barcos, aviones y terminales fijas en el planeta.

El lanzamiento y puesta en órbita del Centenario implica inversiones por alrededor de siete mil 500 millones de pesos, pero sobre todo, el inicio de una nueva etapa de comunicaciones satelitales móviles que permitirá, en forma integral, que han incrementado y potenciarán la capacidad de respuesta del Estado, habilitando a las autoridades para desplegar con mayor precisión y oportunidad redes de comunicación y coordinación en operativo de rescate y apoyo a la población en casos de contingencias como las provocadas por fenómenos naturales.

Operaciones

En una visita del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, al Centro de Control Satelital Mexsat, de Iztapalapa, anunció que “el próximo 29 de abril se lanzará el satélite Centenario desde el Cosmódromo de Baikonour, de la República de Kazajistán, a las 13:00 horas tiempo local, medianoche tiempo de México, si las condiciones técnicas y meteorológicas son propicias”.

El titular de la dependencia dijo que el lanzamiento se realizará de acuerdo con el programa previsto por ILS, empresa rusa contratada para ello.

El satélite, de última generación, operará en la banda de frecuencias denominada “Banda L”, que tiene condiciones técnicas óptimas para comunicaciones móviles entre personas, transportes terrestres, buques y aeronaves, a través de dispositivos o terminales de uso satelital.

De hecho, dijo que el artefacto cuenta con una enorme antena de 22 por 26 metros. “Para dimensionarla, imaginemos una superficie 36% más grande que la de una cancha de basquetbol profesional. Esta antena tan grande hace factible que en correspondencia los dispositivos receptores en tierra sean tan pequeños como el tamaño de los actuales teléfonos celulares”.

Añadió que el cohete de lanzamiento (Proton), que servirá de transporte para este satélite, tiene un peso de más de 100 toneladas y una altura de 51 metros.  Como ocurrió en el caso del satélite Bicentenario, el proceso de lanzamiento constará de cinco etapas que van desde el despegue del cohete hasta la separación del satélite; esta separación ocurrirá a las 9:00 horas con 13 minutos después de haber iniciado el despegue a una altura mínima de 430 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

Posición

Agregó que a partir de este punto el satélite se moverá con su propio combustible hasta alcanzar una altura de 36 mil kilómetros para ubicarse finalmente en la posición orbital de 113 grados de longitud Oeste sobre el Ecuador, lo que llevará 10 días.

Ruiz Esparza resaltó que el satélite Centenario iniciará operaciones en diez meses, ya que una vez ubicado en su posición orbital se procede al proceso de despliegue de la antena para realizar las pruebas del funcionamiento correcto del satélite, de acuerdo con las especificaciones contratadas.

Funcionamiento

La vida útil del satélite es de 15 años y contará con comunicaciones de vanguardia tecnológica, resistentes, confiables y flexibles, aun en climas adversos, a fin de que las instancias de seguridad nacional puedan optimizar su atención a las vulnerabilidades y riesgos y que repercuten sobre la calidad de vida de los ciudadanos.

Leave a Reply