Antonio González Vázquez

El número de delitos y de víctimas de la delincuencia creció en San Luis Potosí durante 2018 en 2.1 y 8.8 por ciento de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística a través de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2019.

Detalla, además, que la Percepción Sobre Seguridad Pública para el periodo 2013-2019 en San Luis Potosí, es de 77.6 por ciento.

De acuerdo con el documento que el Inegi publicó este martes, la tasa de víctimas por cada 100 mil habitantes y/o Prevalencia Delictiva, apunta que en 2017 en San Luis Potosí fue de 23 mil 926, y para 2018 creció a 26 mil 25, lo que representa un aumento de 8.8 por ciento.

Entre tanto, la tasa de delitos por cada 100 mil habitantes en 2017 fue de 31 mil 673 y para 2018 se incrementó a 32 milo 342, lo que significa un aumento del 2.1 por ciento.

La nueva edición de la ENVIPE muestra de manera adicional la enorme desconfianza de la ciudadanía en las instituciones de procuración de justicia. En el apartado de la Cifra Negra, reporta que a nivel nacional solamente se denunciaron 10.6 por ciento del total de los delitos.

Peor aún, de lo anterior se informa que en apenas en el 63.9 por ciento de esos delitos, la autoridad inició carpetas de investigación.

Es decir, la Cifra Negra a nivel nacional en 2018 fue de 93.2 por ciento; ese porcentaje de delitos no denunciados es igual al de 2017.

La lista de la Cifra Negra de delitos no denunciados en 2018 fue encabezada por la extorsión, el fraude, el robo parcial a vehículo, el robo o asalto en la calle o en el transporte público y el secuestro, con más de 90 por ciento.

Según la Encuesta, la gente no denuncia los delitos principalmente porque lo considera una pérdida de tiempo y desconfianza en la autoridad.

También a nivel nacional el tema que genera mayor preocupación de entre todos los problemas del país en 2019 es la inseguridad, con 67.2 por ciento.

Para este 2019, destaca que entre las autoridades con mayor nivel de confianza de la ciudadanía están la Marina, con un nivel de confianza de 90 por ciento, y el Ejército, con 87.1 por ciento.

En contraste, las policías estatales y municipales apenas tienen 54 y 48 por ciento, respectivamente.

Del mismo modo, la percepción de corrupción entre las autoridades de seguridad pública en 2019 para las policías municipales es de 68.9 por ciento. Los más corruptos son los policía viales y de Tránsito, con 76.9 por ciento.

El menor nivel de corrupción es de la Marina y el Ejército, con 18.1 y 23.6 por ciento, respectivamente.