Angélica Campillo

La titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, adelantó que se prevé la suspensión de las actividades relacionadas con la celebración del Día de Muertos y Xantolo, como medida de prevención ante el aumento de contagios por coronavirus en San Luis Potosí.

En el marco de su comparecencia ante los diputados de la LXII legislatura, la secretaria de Salud refirió que el semáforo es indicativo y aún en color verde va a haber riesgo de contagio de coronavirus, mas no implica que en el momento de cambiar se puedan relajar las medidas de prevención.

Reiteró que el SARS-CoV-2 estará presente por lo menos dos años más, en lo que se tiene un medicamento específico o se logra una vacuna para toda la población de manera generalizada, por lo que siempre se deben tomar en cuenta las medidas sanitarias. Agregó que después pasará a ser una enfermedad endémica, es decir, una enfermedad más que se estará atendiendo como en el caso de la influenza.

Asimismo, Rangel Martínez apuntó que se van tomar acciones relacionadas a la disminución de la movilidad en el estado de San Luis Potosí, pero sobre todo a la concentración de personas, por lo que se están revisando dos fechas importantes que son: la celebración del Día de Muertos y el Xantolo en la Huasteca Potosina, así como el 12 de diciembre, “se van a revisar y seguramente tendrán que suspenderse, de otra manera van a incrementar el número de contagios. Hoy nuestras festividades y nuestras cuestiones culturales y religiosas tendrán que modificarse conforme se va presentando la pandemia y evitar todos los riesgos posibles”.

Dijo que estas acciones se llevarán a cabo en coordinación con todos los alcaldes y alcaldesas de los 58 municipios de la entidad potosina, a través de la Secretaría General de Gobierno del Estado.