kunguya

Ciudad de México (27 de Marzo).- La Secretaría de Salud confirmó 458 casos de chikungunya en el país, 65 por ciento en mujeres.

n Chiapas con 186, Guerrero con 185, Oaxaca con 85, Sinaloa con uno y Sonora con uno, se concentran los casos que han afectado a todos los grupos de edad desde  menores de un año hasta  mayores de 65 años, pero en mayor proporción al grupo de 35 a 39 años.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, adelantó que es inevitable la dispersión del chikungunya en los próximos meses en el país, tomando en cuenta factores como el clima y la migración interna, así como la gente que viene de Centroamérica y Sudamérica particularmente.

Si bien el chikungunya es una enfermedad de baja letalidad, el subsecretario Kuri planteó que se debe tener en cuenta su impacto en el ámbito productivo por la discapacidad temporal que ocasiona.

El IMSS calcula que deberá destinar 31 millones de pesos para pagar las incapacidades de los trabajadores que se enfermen de chikungunya, mientras que el ISSSTE estima que deberá pagar 4 millones en incapacidades por este mal.

Hasta el 20 de marzo de este año, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reportó un millón 280 mil 953 casos sospechosos y 29 mil 915 casos confirmados de chikungunya en todas las américas, así como 184 defunciones.

Mientras que en México, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) ha identificado veintiún casos importados, que cuentan con antecedente de viaje a alguno de los países con transmisión de fiebre chikungunya, más 458 casos autóctonos.

La enfermedad se caracteriza por fiebre, dolores severos en articulaciones, dolor de cabeza, dolores musculares, náusea, fatiga y erupciones cutáneas.

Las autoridades de salud mexicanas han identificado, sin embargo, que el patrón de los síntomas en nuestro país es diferente al que se ha reportado a nivel internacional, según la experiencia africana.

“Sí es cierto que el síntoma más importante es la fiebre, pero a nivel internacional el segundo síntoma son las afectaciones articulares, aquí lo que estamos viendo como segundo síntoma es la cefalea o dolor de cabeza, y ya en el cuarto y quinto lugares pues son o la afectación severa o la afectación leve de las articulaciones”, detalló Kuri.

El chikungunya es una enfermedad infecciosa tropical causada por el virus  de la familia de los arbovirus, que causan el dengue, la fiebre amarilla y algunos tipos de encefalitis.  Su periodo de incubación es en promedio de tres a siete días; las formas graves son poco frecuentes y los síntomas suelen remitir en siete a diez días.

Se transmite a través de los mosquitos pertenecientes a las especies aedes, particularmente A aegypti y A albopictus infectados.

“Esperamos que vaya a empezar a haber un incremento importante de chikungunya en cuanto empiece a llover en el resto del país. Y es inevitable, porque tenemos al vector, el vector está ahí, el vector ha estado ahí y va a seguir ahí, lo que podemos bajar son las densidades del vector, es decir, el número de vectores y evitar que haya mayor exposición”, expuso.

En este contexto destacó que la acción cardinal para enfrentar esta enfermedad es evitar la proliferación del mosquito transmisor.

“El tema central es que sí hay mosquito habrá enfermedad, si no hay mosquito no habrá enfermedad y esto es muy relevante”, insistió.

 

Fuente: Excélsior