Ciudad de México, (27 de Marzo).- En los últimos seis años se triplicaron los “focos rojos” identificados por la autoridad electoral con motivo de la inseguridad pública.

De acuerdo con un comparativo, en los comicios de 2009 —correspondientes a la mitad del sexenio del presidente Felipe Calderón— hubo mil 825 Secciones de Atención Especial electorales (SAE) a causa de la delincuencia; para los comicios del próximo 7 de junio, el INE tiene un registro preliminar de seis mil 86, lo que implica un aumento de 233 por ciento.

Excélsior dio a conocer ayer que si las elecciones del próximo 7 de junio fueran a celebrarse hoy, la autoridad tendría dificultades, por cuestiones de inseguridad, en seis mil 86 secciones, equivalentes a 8.9% del total que hay en el país y que el caso más grave es el Distrito 12 de Nuevo León, con cabecera en Cadereyta.

Focos rojos se triplicaron  en seis años

En las elecciones intermedias de 2009, el entonces IFE registró 1,825 Secciones de Atención Especial; hoy suman 6 mil.

Los “focos rojos” identificados por la autoridad electoral con motivo de la inseguridad se triplicaron en los últimos seis años.

Mientras que en los comicios de 2009 —correspondientes a la mitad de sexenio del presidente Felipe Calderón— hubo mil 825 Secciones de Atención Especial (SAE) a causa de la delincuencia, para los comicios del próximo 7 de junio el INE tiene un registro preliminar de seis mil 86, lo que implica un aumento de 233 por ciento.

De acuerdo con el órgano electoral, una Sección de Atención Especial es considerada como tal cuando las circunstancias (climatológicas, políticas, religiosas, étnicas, geográficas o delincuenciales, etc.) complican tener el número de ciudadanos aptos para integrar las mesas directivas de casilla.

Hace seis años, cuando también hubo elecciones legislativas de mitad de sexenio, el país se dividía en 300 distritos electorales y 64 mil 934 secciones, de las cuales seis mil 464 fueron consideradas de “atención especial”, es decir, 9.95 por ciento de la geografía electoral tenía riesgos de diversos tipos.

Del total de SAE, mil 507 se encontraban en “zonas de alta inseguridad pública (pandillerismo, vandalismo, inseguridad pública derivada de la práctica de actividades ilegales, etc.)”, refiere el Informe sobre la aprobación de Secciones de Atención Especial por parte de los Consejos Distritales, del 30 de marzo de 2009.

Asimismo, otras 318 secciones se ubicaban en “zonas donde se realizan actividades ilícitas de carácter regional, por lo que el acceso a las mismas se encuentra restringido”. En total, mil 825 secciones tuvieron la categoría de atención especial por inseguridad, lo que representa 2.8 del total de secciones del país en ese año. Actualmente, las SAE por inseguridad abarcan 8.9 por ciento de la geografía electoral.

En su edición de ayer, este diario publicó un informe preliminar del INE que señala que de las 68 mil 383 secciones en que se divide el territorio nacional, 12 mil 994 han sido aprobadas como Secciones de Atención Especial. De ellas, seis mil 86 se consideran como tales debido a la inseguridad pública, lo que equivale a 8.9 por ciento del total.

Para los comicios de 2012, cuando los mexicanos elegimos a los integrantes de la actual Legislatura, el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó una lista de 4 mil 528 Secciones de Atención Especial por motivos de inseguridad, lo que implica un incremento de 34 por ciento respecto de las 6 mil 86 secciones en riesgo actuales.

Hace tres años, el país se dividía en 66 mil 740 secciones, por lo que las zonas amenazadas por la violencia y el crimen equivalen a 6.7 por ciento de la geografía electoral.

El árbitro de la contienda señaló que la entidad con más focos rojos para la realización de los comicios —al igual que hoy— es Nuevo León, con mil 313 secciones de atención especial, de las cuales 684 eran por motivos de inseguridad pública.

Le seguían Chihuahua (638 secciones), Tamaulipas (595), Distrito Federal (348) y Jalisco (342 Secciones de Atención Especial).

Hay niveles

De acuerdo con el Lineamiento para aprobar Secciones de Atención Especial (SAE), aprobado por el INE, las zonas en riesgo se clasifican en:

  • Secciones de Atención Especial Nivel 1.
  • Es aquella en la que a pesar de la problemática de la sección y con la aplicación de estrategias específicas de la Junta Distrital Ejecutiva, se cuenta con el número de ciudadanos aptos que provienen del listado de los ciudadanos sorteados, es decir, se aplica una estrategia preventiva para garantizar que al término de la primera etapa se cuente con la cantidad suficiente, o al menos requerida, de ciudadanos aptos obtenidos del listado de ciudadanos sorteados.
  • Secciones de Atención Especial Nivel 2.
  • Es aquella en la que no se cuenta con el número de ciudadanos aptos obtenidos a partir del listado de los sorteados, aun cuando se apliquen mecanismos extraordinarios, por lo que es necesario recurrir al Listado Nominal de Electores de la sección, con el propósito de contar con ciudadanos aptos para designar funcionarios de casilla.