Astrolabio

Senador aprovecha congreso ginecológico para hablar de sus aspiraciones políticas

Senador aprovecha congreso ginecológico para hablar de sus aspiraciones políticas

Xochiquetzal Rangel

Selene Sam Soto, presidenta del Colegio Mexicano de Ginecólogos dedicados a la Colposcopía (Comegic), justificó la presencia de Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia de Morena, en el Congreso Internacional de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopía, argumentando que se le pidió que emitiera un mensaje sobre las políticas públicas para el tratamiento del cáncer cervicouterino, sin embargo el senador aprovechó la oportunidad para hablar de su proyecto político.

“Se le invitó porque dentro de las políticas públicas es muy importante tener conocimiento de cuáles son las estrategias políticas para la prevención oportuna del cáncer cervicouterino, problema de salud pública en nuestro país, y queremos tener la opinión de un experto político que nos pudiera decir de algún plan estratégico que ellos tuvieran para poder contrarrestar este problema tan importante que es el cáncer cervicouterino”, respondió con cara de desorientación tras el cuestionamiento sobre la presencia del senador.

Asimismo, Alejandro Rojas Díaz Durán refirió que su participación se debió en parte a su aspiración a la dirigencia nacional de Morena y en parte a que “ellos me invitaron, yo creo que les llama la atención lo que les digo de repente; les agradezco que me hayan invitado y más a San Luis, que es una tierra de liberales”.

Durante su intervención dentro del evento, mencionó que la muerte de 11 mujeres al día por cáncer cervicouterino se debe a la falta de análisis de políticas públicas y a que no se llega de manera eficiente a donde se tiene que llegar, aunque también aprovechó para hablar de la necesidad de dos hubs aeroportuarios en vez de la construcción de un nuevo aeropuerto, porque aseguró que “la solución no son ni Texcoco ni Santa Lucía”.

“La gente está harta de que no funcione el régimen político, el modelo de desarrollo económico y precisamente esta terrible enfermedad degenerativa que es el cáncer cervicouterino, que es el reflejo de la pobreza, la miseria y de la forma más violenta que tiene una sociedad, que es la marginación. El hecho de que se mueran 11 mujeres todos los días en este país por cáncer cervicouterino pudiendo prevenir que no se mueran es porque algo no funciona”, enfatizó.

A+