Astrolabio

 

Por: Samuel Estrada.

 

El día de hoy se conmemora El día Internacional de la Mujer, pero es especial el día de la mujer trabajadora, en honor a las trabajadoras textiles de Chicago manifestantes y que murieron en un incendio en defensa de sus derechos laborales.

Al día de hoy uno de los trabajos más complejos y demandantes es el de ser reportera, el de ser periodista, mujer periodista.

María Isabel Medrano, egresada de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) nunca lo ha tenido fácil, proviene de una familia modesta, y desde antes de ingresar al nivel profesional hubo de lidiar con el hecho de ser una madre joven y estudiante.

Aunque no le fue sencillo combinar su labor de madre, hija, esposa y estudiante, logró egresar con calificaciones sobresalientes y desde su salida, supo que el periodismo era un ramo de la comunicación que le había estado llamando, sus inicios estuvieron en medios como Momento, La Jornada San Luis y el Exprés.

Al día de hoy es periodista en la empresa GlobalMedia, sin embargo narra que dedicarse al periodismo y ser mujer no es algo simple; detalla que desde la concepción actual del periodismo hay una noción de menosprecio a la labor de una mujer, la prueba es de que, al menos en la capital potosina, son escasas las Jefas de Información, columnistas o incluso de reporteras de fuentes predominantemente masculinas.

Detalló que además los entrevistados, ya sean funcionarios, diputados, etcétera muchas veces asumen posiciones distintas por el hecho de estar siendo entrevistados por mujeres “he sido testigo de que se dan las miradas lascivas e invitaciones de todo tipo por parte de los entrevistados, evidentemente ligado al hecho de ser mujeres, no nos ven de la misma forma que a un periodista hombre”.

Indicó que de parte de los propios compañeros y compañeras periodistas se ha perpetuado un sistema patriarcal, en donde se normalizan ciertas conductas y se consolidan ciertos roles, en donde por ejemplo es muy difícil que haya mujeres cubriendo las fuentes de nota roja o de deportes, ya que son espacios predominantemente de hombres y existe un coto de poder creado difícil de romper.

No obstante, hizo hincapié en que más allá de esto, lo más difícil de ser una mujer periodista, es en el ámbito personal, pues que se trata de una profesión por demás demandante y nunca se puede estar al cien por ciento con la familia, siempre se tiene que estar al pendiente del teléfono, de algún mensaje, de que ya pasó alguna circunstancia, además la remuneración, aunque en el medio donde labora ahora es de los mejores pagados, no son los mejores sueldos si se compara con otros trabajos y en comparación con el nivel de exigencia que existe.

Finalmente puntualizó: “lo que más me preocupa es que en San Luis Potosí lleguen a pasar las cosas que pasan en otros estados en contra de los periodistas y dejar a mis hijos en indefensión, afortunadamente no hemos llegado a ese punto, yo trato de disfrutar el mayor tiempo con mis hijos y mi familia, sin embargo es muy difícil hacerlo de forma completa, siempre hay alguna noticia que hay que cubrir”.

Leave a Reply

A+