Astrolabio

Angélica Campillo

De acuerdo con Marco Iván Vargas Cuéllar, consejero del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac), si se aprueba eliminar el financiamiento público a los partidos políticos como se contempla en la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador, habrá dificultades para transparentar el financiamiento privado hacia los mismos.

El consejero señaló que se ha hablado de que los institutos políticos tienen que vivir de las aportaciones de sus militantes. No obstante, más que defender, porque no le corresponde hacerlo, es importante visibilizar la razón por la que incluso por disposición constitucional prevalece el financiamiento público sobre el privado.

Vargas Cuéllar explicó que el financiamiento público a los partidos políticos es transparente y fiscalizable, mientras que el financiamiento privado tiene implícitas muchas dificultades para poder verificarlo, por lo que debe analizarse con detenimiento.

“Hay quien dice que hay que evitar que los partidos políticos se terminen sometiendo a las disposiciones o al patrocinio de intereses privados a través de ese tipo de financiamientos”.

En las campañas políticas y todo lo que conlleva el proceso electoral continuará con financiamiento público .

A consideración del consejero, para los términos en los que está planteada la propuesta de reforma, muchas de los temas que contempla ya tendrían que estar aprobándose antes de que terminara este periodo ordinario de sesiones, pero parece que no hay una disposición de los partidos políticos para que esto ocurra.

A+