Astrolabio

María Ruiz

La noche del pasado sábado, alrededor de las 22 horas, se registró una pelea a las afueras del bar “Rockabilly”, que resultó en la muerte de un individuo de 46 años por diversos impactos de bala en el tórax.

Este espacio conocido por su funcionamiento irregular y que desde hace años desarrolla actividades fuera de los lineamientos establecidos por la Dirección de Comercio municipal, hoy evidencia una vez más la falta de revisión y protocolos a los que está obligada a cumplir la ahora Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Este bar que se encuentra sobre la calle de Iturbide en el perímetro principal de la ciudad, ha sido denunciado públicamente y en reiteradas ocasiones por los vecinos residentes de la zona.

Los vecinos han señalado que, aunque existan las denuncias por escándalos en antros y bares, la Dirección de Comercio y la SSPC no gestionan las diligencias correspondientes para visitar y revisar este tipo de establecimientos; mucho menos para imponer sanciones.

Lo que deja claro que las políticas de seguridad supuestamente implementadas por la SSPC, exponen la poca o nula proximidad para realizar los trabajos de vigilancia en el Centro Histórico, y dejan sin atender las normas de protección y cuidado para con la ciudadanía.

Este es el segundo asesinato que se registra en tan solo una semana, cuyo escenario principal es la vida nocturna de la capital, ya que hace unos días se presentó una situación similar en el antro “Greko” ubicado en la avenida Venustiano Carranza, donde otro hombre fue asesinado.

Hechos preocupantes que devienen de la incapacidad e inexistente prevención y disuasión fundamentales de las labores de seguridad, a las que el mismo alcalde capitalino, Enrique Galindo Ceballos, se comprometió a hacer frente y dar seguimiento oportuno. Sin embargo, hasta el momento no se han mostrado resultados favorables.

A+