Astrolabio

Antonio González Vázquez

El problema de la inseguridad se agudiza en la capital del estado y su zona metropolitana, donde no se perciben políticas públicas que contrarresten los actos de la delincuencia, dijo José Mario de la Garza Marroquín, presidente del Renace Capítulo San Luis.

Entrevistado en el marco de la presentación de las Guías Contra la Corrupción y Violencia de Género en Ministerios Públicos, advirtió que San Luis Potosí se encuentra en una situación crítica en materia delictiva y que frente a eso no se percibe una correcta coordinación entre las corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno.

Dijo que el aumento en la incidencia de delitos del fuero común en la zona metropolitana no es un problema que sólo corresponda al nivel municipal, pues ahora interviene también la Guardia Nacional, pero también está la Fiscalía General del Estado.

En ese sentido, consideró que debería haber políticas públicas en donde cada nivel de gobierno trabaje en lo que le corresponde para resolver la problemática presente en la zona.

Destacó que la incidencia delictiva no va a disminuir con propuestas como la reforma legal para incrementar las sanciones, sino que se deberían presentar otros mecanismos que tienen que ver con la educación, el desarrollo de las comunidades marginadas, asesoría y atención paras quienes son víctimas del delito y no se atreven a presentar denuncias.

Es decir, debería haber un gran plan institucional para enfrentar a la delincuencia pues, si no es así, “todo se vuelve en acciones aisladas o en declaraciones de prensa que no tienen sustento”.

Por eso, aseguró el abogado, “no hay en la zona metropolitana la articulación de un plan para el combate al delito en el plano local”.

De la Garza subrayó que las autoridades optan mejor por “eludir sus responsabilidades y aventarse la pelota unos a otros, mientras que la incidencia delictiva está en franco crecimiento”.

Por ejemplo, agregó, si la mayor parte de todos los delitos que se denuncian se cometen en la zona metropolitana, es que entonces las autoridades locales tienen su responsabilidad.

Advirtió que el problema en la zona es más grave de lo que se cree o de lo que dicen las estadísticas oficiales, pues reportes del Inegi indican que en San Luis la cifra negra de delitos no denunciados es de 95 por ciento.

“Hay una falta de confianza en los ministerios públicos; la mayor parte de las personas que han sido víctimas del delito prefieren no denunciar”, agregó.

Recordó que en campaña, el ahora alcalde Xavier Nava había ofrecido una Policía Municipal con perfil europeo, “pero lamentablemente seguimos con la policía de siempre”.

“Yo no culpo a los policías”, acotó, “creo  más bien que no se les capacita, no se les da apoyo, no se les da equipamiento ni se les asesora… No podemos pedir que investiguen un delito si no saben cómo hacerlo, más cuando la Policía Municipal es la primer respondiente en el caso de la ciudad”.

Renace inició hoy en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado la distribución de las Guías Contra la Corrupción y Violencia de Género en Ministerios Públicos.

Se repartirán en estos días unas mil, con la intención de dar información a quienes van a presentar una denuncia a fin de que vigilen que se haga bien y que no se presente el fenómeno de la puerta giratoria.

Es decir, que por “probables actos de corrupción el presunto delincuente entre y salga por la misma puerta hacia la impunidad”.

A+