asperger

Mucha gente mantiene la idea de que aquellos que padecen Asperger son genios, personas brillantes pero incomprendidas que se refugian en su timidez y poseen escasas habilidades sociales. Probablemente esta teoría se apoye en la fama por ejemplo de Sheldon Cooper, personaje de “The Big Bang Theory”, o la creencia de que genios como Albert Einstein o Newton pudieron padecerlo. Pero tener este síndrome no es sinónimo de disponer de un rasgo de genialidad, sino que forma parte del espectro autista. Algunos dicen que se pueden presentar una serie de deficiencias muy severas, y otros que no descubren nunca que padecen de él. Hoy en día se dice que Bill Gates, Steven Spielberg, Tim Burton, Keanu Reeves o Susan Boyle lo padecen; pero muchos son rumores sin confirmar.

Existen muchas diferencias interindividuales en este síndrome. En ocasiones, tiene un curso severo, con problemas enormes en la comunicación o el aprendizaje; sin embargo, algunas personas llegan a la edad adulta con “pequeños desajustes sociales” o problemas de inadaptación.

Sus características básicas son:

* Escasas habilidades sociales. No suelen mantener la mirada, no entienden las bromas ni los dobles sentidos, no ven el lenguaje como un fin comunicativo por lo que prefieren interactuar con ellos mismos.

* Sus comportamientos pueden ser repetitivos. Pueden tener fijación con un objeto en especial.

* Les molestan las luces y los ruidos intensos.

* Pocas cosas les interesan, pero lo que les gusta lo hacen una pasión, alzándose como expertos en el tema.

* Muchas personas presentan algún rasgo de genialidad. Puede ser en el arte, en matemáticas… Destacan en áreas muy exclusivas, pero en ocasiones suele hacerles la vida más complicada, ya que, como vulgarmente se dice “no tienen pelos en la lengua” por lo que sus escasas habilidades sociales hacen que esta genialidad resulte problemática.

* No son empáticos ni entienden las emociones ajenas.

* Les cuesta mantener una conversación larga ya que se distraen demasiado.

* Algunos presentan torpeza motora, no son buenos en deportes y se cansan con facilidad.

* Les cuesta tener amigos, pero no significa que no puedan tener pareja. Muchas de estas personas desarrollan un tipo de “ortopedia social” que les funciona bien, por lo que usan mucho las imitaciones, se aprenden frases hechas o reconocen en qué momento reír de un chiste o frase que no entienden.

 

Fuente: Supercurioso