Angélica Campillo 

San Luis Potosí se encuentra a la espera de la confirmación por parte de las autoridades sanitarias federales para cambiar a color naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico, dio a conocer el Comité Estatal para la Seguridad en Salud.

En rueda de prensa, la titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, refirió que a nivel federal se estableció una nueva ponderación de los indicadores para determinar el color del semáforo de riesgo en cada uno de los estados, con la que ahora se da mayor relevancia a la ocupación hospitalaria con un 50 por ciento, seguido por la tendencia de casos hospitalizados con un 20 por ciento, a la tendencia de casos síndrome COVID-19 un 20 por ciento, mientras que a la positividad COVID-19 un 10 por ciento. 

Apuntó que, en una reunión sostenida el día de ayer se dio a conocer que en la actualidad el porcentaje de ocupación hospitalaria en San Luis Potosí es del 20 por ciento, la tendencia de casos hospitalizados se encuentra en color rojo, la tendencia de casos de síndrome COVID-19 está en rojo, el porcentaje de positividad COVID-19 es del 31 por ciento, los puntos para semáforo ponderado son 2.40, por lo que el indicador final para la entidad potosina es color naranja. Especificó que este indicador está sujeto a la confirmación de las autoridades sanitarias federales en la rueda de prensa vespertina de este viernes. 

Las actividades que podrán retomarse en semáforo naranja son: el 50 por ciento de ocupación hotelera y 50 por ciento de aforo en áreas comunes, sin embargo estarán suspendidos los saunas, vapores y áreas recreativas infantiles; estará permitido un aforo del 50 por ciento en restaurantes y cafeterías, excepto las áreas recreativas infantiles; estará permitido un aforo del 50 por ciento en peluquerías, estéticas y barberías, solo con citas y sin acompañantes.

El aforo permitido para los parques, plazas y espacios públicos abiertos será de un 50 por ciento, pero estarán suspendidas las áreas recreativas e infantiles, el horario será limitado de 6:00 a 11:00 horas y estarán cancelados los bebederos; el aforo permitido en mercados y supermercados será del 75 por ciento y sólo deberá acudir una persona por familia.

Respecto a los gimnasios, centros deportivos, spa y centros de masajes, el aforo permitido será del 50 por ciento, sólo con citas; no obstante estarán suspendidos los saunas, vapores, regaderas, áreas recreativas infantiles y estará restringido el acceso a niños y adultos mayores de 59 años. 

El aforo permitido en cines, teatros, museos y eventos culturales de hasta 500 localidades será del 25 por ciento, pero deberá restringirse el acceso a niños y adultos mayores de 59 años; el aforo permitido en los centros comerciales será del 25 por ciento, pero estarán suspendidas las áreas recreativas infantiles y ludotecas.

En los centros religiosos: iglesias, templos, sinagogas, mezquitas, entre otros, el aforo permitido será del 25 por ciento, y estará restringido el acceso a niños y adultos mayores de 59 años; el aforo permitido en salones de eventos privados será del 50 por ciento, pero estarán suspendidas las áreas recreativas infantiles (inflables); 

En las unidades deportivas habrá horarios reducidos y se realizarán al aire libre, sin deportes en conjunto; respecto a los deportes profesionales, se llevarán a cabo juegos a puerta cerrada, sin público.      

Cabe destacar que los eventos masivos y centros recreativos: conciertos, parques de diversiones, balnearios y ferias, así como los centros nocturnos y bares permanecerán suspendidos.