Angélica Campillo

A reserva de ser ratificado por la Secretaría de Salud Federal hoy por la tarde, San Luis Potosí se ubicará en semáforo rojo durante las próximas dos semanas, debido al incremento de casos de COVID-19, así como al aumento de ocupación hospitalaria derivado de este virus, adelantó la titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado, Mónica Liliana Rangel Martínez.

Al respecto, la secretaria de Salud señaló que el semáforo de riesgo epidemiológico debe indicar a la sociedad qué actividades pueden realizar y qué nivel de riesgo hay de contagio de COVID-19; destacó que es importante que esto se tome en cuenta porque más adelante van a registrarse oleadas de casos conforme se vaya permitiendo la reapertura de más rubros, por lo que se debe aprender a vivir de acuerdo al indicador.

Refirió que, de acuerdo a la evaluación más reciente del semáforo, en San Luis Potosí el porcentaje de ocupación hospitalaria va en aumento, y si bien en la actualidad es de un 40 por ciento, esta situación está llevando a hacer ampliaciones y escalamiento en las unidades médicas.

Comentó que se está terminando el primer escalamiento hospitalario y en la siguiente semana estarán realizando el segundo escalamiento, que implica abrir las unidades centinela del resto del estado; mencionó que tuvieron un acercamiento con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), mismo que les va a proporcionar mayor número de ventiladores para ampliar la capacidad de unidades de cuidados intensivos y además les brindará capacitación.

Por otro lado, mencionó que el porcentaje de positividad de coronavirus sigue siendo alto, mientras que la tendencia de personas hospitalizadas va incrementando, sobre todo en la zona huasteca y en el centro de la entidad; asimismo apuntó que la tendencia de personas con síndrome COVID-19, es decir, tanto los confirmados como los sospechosos, va en ascenso.

En este contexto, Rangel Martínez reveló que el puntaje que se ha determinado para la entidad potosina, y que se ratificará durante la conferencia de prensa vespertina por parte de la Secretaría de Salud Federal, es de 3.4 con un resultado final de semáforo rojo, que va a permanecer durante dos semanas, por lo que la población debe continuar llevando a cabo las medidas de prevención sanitaria, “estamos en una montaña donde la parte más alta estará todavía unas dos o cuatro semanas más y esto es indicativo que tenemos que cuidarnos. El semáforo rojo nos lleva a un indicativo de máximo riesgo de contagio”.