Astrolabio

Angélica Campillo

El Comité Estatal para la Seguridad en Salud prevé que San Luis Potosí retroceda a semáforo naranja a partir del próximo 26 de octubre, debido al aumento de casos de COVID-19, así como al incremento en la hospitalización de pacientes graves por esta enfermedad.

En rueda de prensa, la titular de los Servicios de Salud del Gobierno del Estado y vocera del Comité, Mónica Liliana Rangel Martínez manifestó que la entidad potosina se encuentra en semáforo amarillo, con vigencia hasta el 25 de octubre, sin embargo, en la evaluación que se está realizando para esta semana, se están observando dos puntos importantes: el incremento en el número de casos, sobre todo en la zona metropolitana y los municipios conurbados de San Luis Potosí, así como el aumento en la ocupación hospitalaria correspondiente a pacientes muy graves que están llegando directamente a una intubación, situación que se está presentando en la zona centro, por lo que en ese sentido, consideró que, de continuar esta tendencia, se retrocederá a semáforo naranja a partir del 26 de octubre, lo que repercute en nivelar la parte económica y la de salud.

La funcionaria estatal criticó las acciones de los aficionados del club Atlético de San Luis, que el día de ayer acudieron a las afueras del estadio Alfonso Lastras a recibir al equipo, en vísperas de enfrentarse a los Gallos Blancos del Querétaro, observándose relajamiento social, “sabemos que es importante apoyar a nuestro equipo, pero eso te pone en riesgo”.
Rangel Martínez aseveró que no se deben dejar de lado las medidas sanitarias de prevención, como el lavado de manos frecuente, el uso de cubrebocas, el distanciamiento social y la protección de adultos mayores, así como de personas con factores de riesgo, “ayer vimos cómo se rompían todas las medidas, por lo que abogamos al apoyo que se tiene que dar de la sociedad para poder seguir avanzando, hay que evitar lugares cerrados, contactos cercanos y lugares concurridos”.

Manifestó que parte de la población piensa que el cambiar de color en el semáforo de riesgo epidemiológico da la oportunidad de regresar a la vida social, sin embargo, no es así, sino que se trata de un indicador que señala que hay menor riesgo de contagio por coronavirus, pero no se puede bajar la guardia respecto a las medidas de protección.

Se podría regresar a semáforo rojo: Leal Tovías

Por separado, el titular de la Secretaría General del Gobierno del Estado, Alejandro Leal Tovías refirió que se han detectado centros nocturnos en San Luis Potosí que están cerrados, pero han estado rentando casas para trasladar la actividad a esos lugares, como si fueran eventos familiares, lo que genera aglomeración de personas y éstas, al regresar a sus casas, pueden contagiar a sus papás o abuelos, “estamos en una época muy probable de un rebrote que nos puede ocasionar no solamente regresar al naranja sino también a semáforo rojo”.

En este contexto, el funcionario estatal hizo un llamado a los jóvenes y especialmente a los dueños de los centros nocturnos, para que sean muy responsables y respeten las recomendaciones de las autoridades sanitarias, que señalan que estos sitios de esparcimiento deben permanecer cerrados aún en semáforo amarillo.

“El relajamiento social es el que realmente está provocando que se empiece nuevamente a incrementar el contagio y nos puede provocar también decesos mayores. Entonces es un llamado a la reflexión, a la actitud de cada quien como usuarios de los centros nocturnos, como usuarios de los restaurantes y como propietarios que también hagan conciencia de este problema que nos afecta a todos”, sostuvo el secretario general.

A+