Carlos Rubio

En el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal 2021, se tiene contemplada la desaparición del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), lo cual significaría una perdida de hasta 73 millones de pesos para municipios de San Luis Potosí, según el último beneficio otorgado en este 2020.

El Fortaseg es un subsidio otorgado por parte de la Federación a los municipios en los que se tiene un índice mayor de inseguridad, para la capacitación y la mejora de las condiciones laborales de los policías, la evaluación de control de confianza, el equipamiento de las bases policiales, el desarrollo de infraestructura, entre otras cuestiones.

Para el ejercicio fiscal 2020 el Fortaseg benefició a 286 municipios del país con un total de 3 mil 921 millones 700 mil pesos; en San Luis Potosí se benefició a cuatro municipios: la capital con 30 millones 73 mil 63 pesos, Soledad de Graciano Sánchez con 14 millones 981 mil 310 pesos, Ciudad Valles con 14 millones 393 mil 983 pesos y Matehuala con 14 millones 302 mil 254 pesos.

Cabe resaltar que en el año 2019 estos cuatro municipios de SLP beneficiados por el Fortaseg acumularon 39 mil 929 delitos, lo cual representó el 76.36 por ciento de los delitos cometidos en todo el estado. Y de enero a agosto de 2020 estos municipios han acumulado 22 mil 81 delitos, siendo el 73.08 por ciento de todos los delitos en el estado.

Con la eliminación del Fortaseg, SLP se estaría perdiendo de al menos 73 millones de pesos exclusivamente destinados para seguridad. Este recorte se une a la una larga lista de fondos que el Gobierno Federal ha desaparecido como parte de su estrategia de austeridad.

Según la organización México Evalúa, la desaparición del Fortaseg significaría que los municipios tendrán menos recursos para abonar a programas de prevención de violencia y una disminución de las capacidades de inteligencia e investigación de las instituciones policiacas.

Para la organización, la gran apuesta del Gobierno Federal para el 2021 serán las Fuerzas Armadas, especialmente la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional; para 2020 la Sedena contó con un presupuesto de 91 mil 328 millones de pesos y se prevé que en el 2021 sea de 112 mil 557 millones de pesos; por otro lado, la Guardia Nacional tuvo en 2020 una asignación de 21 mil 896 millones de pesos, que para 2021 pasará a ser de 35 mil 672 millones de pesos.

“Cada peso que se destina a las Fuerzas Armadas y al cuerpo militar en labores de seguridad pública —eso, y no otra cosa, es la Guardia Nacional— es una traba más en la construcción de una vía civil sostenible. Dicho de otra forma, el incremento que reciben los cuerpos militares lo pierden los pequeños, pero importantes esfuerzos para construir policías civiles, como el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, que se queda sin financiamiento”, escribe México Evalúa en su página oficial.

En ese sentido, la eliminación de este subsidio va de la mano con el recorte al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun), con el cual, para el ejercicio fiscal 2020 se repartieron 89.9 mil millones de pesos a municipios y para el 2021 se prevé un recorte del 4.5 por ciento.

Además de una estretegia de austeridad, estos recortes se han impulsado debido a los señalamientos que en numerosas ocasiones ha hecho el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respecto a la falta de transparencia en la utilización de estos recursos, la cual podría derivar en actos de corrupción con el uso de fondos públicos.