Carlos Rubio

Dafne, la novia de Milton Yarem, el joven que fue asaltado y herido de gravedad en agosto del año pasado, encontrándose al borde de la muerte y perdiendo un ojo, denunció que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) ha desestimado las medidas de protección que emitió el Ministerio Público, dejándola vulnerable a las represalias que sufre constantemente al ser testigo clave para la resolución del caso.

En entrevista con Astrolabio Diario Digital, Dafne comentó que ella y su familia tuvieron una reunión con el director general de Seguridad Pública del Estado, Carlos Landeros Hernández, en la que les preguntó “¿por qué no buscan apoyo con otra corporación? Ya que todo se lo dejan a la estatal”.

Este comentario se dio luego de que le exigieran tanto a él como a Jaime Ernesto Pineda Arteaga, secretario de Seguridad Pública del Estado, que se aplicaran las medidas de protección emitidas para la joven, ya que, señaló, ha sufrido actos de intimidación por parte de los familiares de los agresores, a quienes identificó y fueron capturados en diciembre del año pasado para ser puestos en prisión preventiva mientras se lleva a cabo el juicio.

La joven relató que le han roto el parabrisas y le han ponchado las llantas de su carro en varias ocasiones. Además de que durante la madrugada afuera de su domicilio rondan personas a bordo de una motocicleta y se quedan esperando durante varias horas, a sabiendas de que tiene que salir para ir a la escuela; por estas circunstancias ha tenido que evitar salir para no poner en riesgo su vida.

Las medidas de protección se le habían brindado desde septiembre de 2018 y todo se había llevado a cabo de manera óptima, hasta que a mediados de este año se renovó la dirección de la Policía Estatal, con cambios que “no han sido favorables en cuestión de eficiencia”. Según la joven, desde ese entonces la protección que se le daba disminuyó, casi al punto de retirársele por completo.

A pesar de que Dafne cuenta con un oficio emitido por el Ministerio Público donde se especifican las medidas de protección con las que debe contar, las autoridades estatales únicamente le ofrecieron un número telefónico para llamar en caso de emergencias, el cual nunca responden. “Me están haciendo la medida a su juicio”.

“No hay recorridos, no hay patrullas afuera de mi casa, no hay vigilancia, no hay ni si quiera patrullaje normal”.

El jueves 7 de noviembre, a través de una publicación de Facebook, Dafne denunció los hechos de los que ha sido víctima y la ineficiencia de las autoridades para actuar al respecto, como consecuencia de ello “nos enteramos que cuando ellos ven mi publicación, pues dicen que están molestos conmigo por estar haciendo ruido”.

Dafne, con miedo de lo que le pueda ocurrir a ella y a su familia, hizo responsables a Jaime Ernesto Pineda Arteaga y a Carlos Landeros Hernández por negarse a acatar las medidas de protección que ya se habían establecido desde meses atrás, aún cuando la familia ha presentado pruebas de lo ocurrido y ha hecho llamados de auxilio por encontrarse en peligro desde su domicilio, dejando vulnerable su seguridad.

“Hago responsable a Pineda porque él es el responsable de la Secretaría, él debería de saber a quién tiene trabajando”.