Astrolabio

giphy-4

 

Podríamos decir que dentro de la fenomenología de lo onírico, el tema de los sueños compartidos es de los más singulares, pero más frecuente de lo que se puede pensar. Ahora bien, deberíamos diferenciar, en primer lugar, esos sueños donde dos personas sueñan sobre lo mismo (suspender un examen, hacer el mismo viaje, ver un mismo objeto, vestir un mismo traje…) de aquellos que llegan a tener exactamente el mismo sueño, es decir, cada momento visto y experimentado que encaja al detalle.

¿Puedo ser esto posible?

¿Tuviste el mismo sueño que yo?

Imagina que un día te levantas extrañado(a) por el sueño que tuviste durante la noche; te vistes, desayunas, y como siempre, acudes a tu trabajo o a la escuela. Hablando por casualidad con algún amigo, te das cuenta de que compartieron el mismo sueño, con el mismo inicio y desenlace, incluso, con la misma intensidad emocional.

Lo complejo de este tipo de sueños es que, según nos explican quienes estudian dichos fenómenos, es que pueden ocurrir más veces de lo que pensamos, no obstante, el problema está en lo siguiente:

>Las personas no solemos recordar todos nuestros sueños.

>No es muy habitual que vayamos explicando cada uno de nuestros sueño, de ahí que nunca lleguemos a saber si otros han tenido la misma experiencia onírica que nosotros.

>Los sueños compartidos no se dan únicamente en personas que se conocen. La dificultad está en que es muy posible que algún conocido haya compartido con nosotros dicho momento. No obstante, ¿Cómo llegar a saberlo? Existen páginas como The Premonitions, que tiene como finalidad el que personas de todo el mundo dejen aquí registrados sus sueños. La idea de este portal es que, en ocasiones, muchas personas que no se conocen entre sí pueden estar soñando lo mismo, y ese sueño podría ser en realidad algún tipo de “premonición” de un hecho que está por venir.

Posibles explicaciones a los sueños compartidos.

Como puedes ver, el tema de los sueños compartidos es tan interesante como complejo. En especia si tenemos en cuenta el hecho de que podemos estar compartiendo determinadas escenas con personas que no conocemos, que viven en otros países, y que, posiblemente no veremos jamás. De ahí el interés de abrir páginas de Internet donde dejar registrados nuestros sueños.

Ahora bien, veamos qué explicaciones podemos ofrecer a los sueños compartidos:

*Cercanía emocional. Las personas que pasan mucho tiempo juntas, que comparten gustos, aficiones, sueños, ambiciones, miedos y deseos, pueden perfectamente llegar a soñar lo mismo. Podríamos decir que la sincronía consciente tiene en ocasiones su casual reflejo en el mundo inconsciente.

Puede ocurrir, pero esta es la explicación más conservadora y la más aceptada. Sería pues, simple casualidad.

*Los arquetipos. Como has podido deducir, la explicación anterior no nos explica el por qué, personas que no se conocen, pueden llegar a tener los mismos sueños. Aquí entraría una nueva explicación relacionada con los arquetipos; esos vínculos subconscientes que nos unen a todas las personas, y donde se encierran entidades tan básicas como el miedo, la ansiedad, la felicidad, la tristeza… Todos estamos relacionados entonces en esa especie de “inconsciente colectivo” del que habla Carl Gustav Jung, donde el soñar cosas similares atiende a ese “baúl” al que tendríamos acceso en el mundo onírico.

*Física cuántica. Aquí hemos de ver la física cuántica desde un plano más espiritual, y donde todos nosotros no somos más que entidades hechas de energía, que a su vez, están conectadas con ellas mismas, y con un todo mucho mayor. Por ejemplo, la llamada catástrofe de Aberfan narra que varias personas en Reino Unido llegaron a tener el mismo sueño con muchos detalles sobre un desastre acaecido en una escuela de un pequeño pueblo de Gales, a causa de una escombrera. Todos los sueños premonitorios se cumplieron.

Así pues, podríamos ver este hecho como una especie de red neurálgica donde varias personas quedaron unidas. En este plano no existe el tiempo y todo es visible a la vez, un todo donde se armoniza presente, pasado y futuro, a la vez que las emociones. De ahí que podamos ver incluso lo que está po venir. Pero este tipo de experiencias solo las podrían tener las personas con una mente abierta y receptiva.

Leave a Reply

A+