PROCESO

El presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, protegió a Luis Alberto Villarreal en el escándalo de corrupción de los “moches”, pero ahora perfila su destitución como coordinador de los diputados por la difusión del video de una fiesta que afecta “la imagen y vida” de ese partido.
Tras revelarse hoy la grabación de una fiesta encabezada por Villarreal, en la que hubo alcohol y mujeres que prestaron servicios de compañía y eventualmente sexuales, Madero aseguró que tomará una decisión “contundente” que dará a conocer el miércoles, porque “los comportamientos particulares de los militantes de Acción Nacional deberán tener consecuencias cuando afecten la imagen y vida de nuestro partido”.
Tal como lo difundió en su cuenta de Twitter al mediodía, luego de asistir a la promulgación de la reforma energética en Palacio Nacional, Madero reiteró ante los miembros de la Comisión Permanente del PAN que “los comportamientos particulares de nuestros militantes no podrán pasar sin consecuencias cuando afecten la imagen y vida de nuestro partido”.
Pero ni en Twitter ni en el pronunciamiento que hizo ante los miembros de la Comisión Permanente, según el comunicado difundido por la dirigencia nacional, Madero no alude al uso de recursos públicos para fines privados que se habrían usado en la fiesta.
“El dirigente nacional planteó que estas acciones comprometen a Acción Nacional, a sus legisladores y simpatizantes, y pidió a la Comisión Permanente respaldo para actuar en este tema de manera institucional, oportuna y contundente para proteger la vida y la imagen de nuestro instituto político”.
Madero informó “que ha citado a los actores involucrados, y como presidente del CEN del PAN, el próximo miércoles dará a conocer las medidas que tomará a este respecto”.
Entre panistas de la dirigencia se da como un hecho la destitución de Villarreal como coordinador del grupo parlamentario, quien en el video difundido por Reporte Índigo aparece bailando con una mujer en la fiesta que un grupo de diputados federales organizó en una residencia de Puerto Vallarta, en enero.
En el video aparece también, visiblemente ebrio y abrazando a una bailarina, el diputado Jorge Villalobos, vicecoordinador del grupo parlamentario y operador político, electoral y financiero de Madero, de quien fue secretario particular y jefe de la oficina de la presidencia.
Reporte Índigo difundió un primer video –uno de varios– en que exhibe a diputados del PAN durante una fiesta con bailarinas de table dance celebrada en una lujosa mansión en Puerto Vallarta, en el mes de enero, cuando el grupo parlamentario se reunió para discutir su agenda legislativa.
A los panistas se les otorgó un presupuesto de 1.5 millones de pesos para su reunión parlamentaria en Vallarta, pero por la noche un grupo de diputados disfrutó de la fiesta en una residencia a la que fueron convocadas numerosas mujeres con las que bailaron y tuvieron al menos toqueteos.
En su cuenta de Twitter, Villarreal confirmó la fiesta, pero la minimizó: “Efectivamente fue una reunión privada en horario no laboral. Dicha reunión no tiene relación con el GPPAN ni su plenaria”.
Por su parte, en entrevista radiofónica, Alejandro Zapata Perogordo, miembro del Consejo Rector del Pacto por México, admitió que asistió a esa fiesta con baile y mujeres, aunque aseguró que cuando fue invitado desconocía los detalles.
“Sí hubo una fiesta privada, ahí estuve un rato, una cena, había gente bailando; sí había música, había una tambora y sí yo estuve un rato ahí y me retiré”, dijo el potosino que del video muestra abrazando a una mujer.
“Fue lo que todo mundo ha visto: diputados cenando, conviviendo, sí estaban bailando por supuesto”, dijo Zapata, quien negó que de antemano supiera que habría “mujeres profesionales” y añadió: “Lo más que pude ver es que estaban bailando, había una parrillada, había música es todo lo que yo puedo decir”.