El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital

Batallaron tantito –no por autoridades que no se dejaban convencer, sino por la protesta social y los litigios que aún no terminan– pero finalmente los depredadores inmobiliarios se salieron con la suya: un Cabildo sumiso e integrado por traidores a su representación aprobaron en definitiva los programas de desarrollo urbano y le abrieron la puerta a la depredación de otra parte de la Sierra de San Miguelito, cuyas afectaciones hasta ahora han incrementado considerablemente el riesgo de inundaciones en la ciudad. Y el patrón detectado por Jonathan Quintero García en una investigación de doctorado para el Colegio de San Luis ahí está otra vez: “existe un patrón muy notable que siempre que aparece un plan de estos existen detonaciones urbanas en zonas donde no deberían de ser, incluso (soportadas) con estudios científicos. Pero ahora resulta que existen estudios posteriores que decían que donde se urbanizó no debió haberse urbanizado”, explicó. Algo así como que lo que aprobaron está muy lejos de ordenar (de poner orden) el crecimiento de la ciudad, porque en los hechos lo que ordena (de transmitir un mandato) es que se le otorguen las facilidades a los depredadores inmobiliarios para emprender sus negocios sin importar derechos humanos como a un medio ambiente sano, a la ciudad, etc.

Preservar la Cañada del Lobo

En la próxima inundación que padezca, recuérdelos