Astrolabio

Leticia Vaca

Un grupo de taxistas se manifestó esta mañana en Casa de Gobierno para pedir audiencia con Juan Manuel Carreras López, gobernador del estado, y expresar su inconformidad por permitir que la empresa Uber opere en la zona metropolitana.

Los quejosos fueron atendidos antes del mediodía por el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, y Fernando Chávez Méndez, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Sin embargo, los ruleteros pedían hablar directamente con Carreras López.

“Nada más que venga personalmente y aquí fijamos una ruta”, respondió uno de los taxistas ante la insistencia de Leal Tovías de que se buscara una “ruta” de diálogo y se llegara a un acuerdo con él y el titular de la SCT. 

Además de manifestarse en contra de Uber, Leal Tovías señaló que los taxistas también pidieron concesiones: “nosotros les estamos explicando que el artículo 444 está aprobado desde hace cuatro años y que Uber está trabajando dentro de ese marco legal y cualquier modificación la tendría que hacer Congreso del Estado”, señaló el funcionario. 

En cuanto a la solicitud de concesiones, aclaró que la SCT, a través de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), trabaja en un estudio que permita conocer cuántas concesiones se podrían emitir y cuál es el impacto que generarían.

Luego de que los manifestantes expresaron estar en contra del servicio de transporte mediante plataforma digital, el secretario de Gobierno reiteró que “la idea es buscar una ruta y todos sean acuerdos de ganar ganar; las plataformas están trabajando en todo el mundo y ha habido incidentes en París, en Estados Unidos, en México y América del Sur por la llegada de este servicio que también la gente lo pide”.

Aparte, Óscar de la Rosa, uno de los inconformes, mencionó: “queremos un diálogo abierto con él (Carreras López) y directo porque él nos propone un diálogo en Palacio en una oficina donde van a decir pásenle 10, 12 o 15, los que sean, pero a esos 15 los van a querer comparar o amenazar; van a hacer algo, ya no se trata de eso, el taxismo está cansado de todas esas pláticas de bajo de la mesa”. 

Por último, subrayó que Uber es ilegal porque no hay un contrato que avale a quienes trabajan con esta plataforma, y acusó al Gobierno del Estado de no tener un documento o estudio “que nos diga que hubo la necesidad de permitir este servicio”. 

A+