Por Victoriano Martínez

Hoy es el día del Cuarto Informe de Gobierno.

Un acto que debiera ser auténtica rendición de cuentas a la ciudadanía, pero que resulta previsible que no lo será… como nunca lo ha sido.

Y no será así, porque la única expectativa que genera en todo el año es en los aduladores del gobernador Juan Manuel Carreras López, y en él mismo, simplemente porque se abre una temporada de doce días en los que se tolera que se viole el párrafo octavo del artículo 134 constitucional, para dar rienda suelta al culto a la personalidad.

Desde hace siete días, la presencia de Carreras López en la propaganda gubernamental tiene un papel protagónico en spots de radio y televisión, espectaculares, anuncios en prensa y sitios web y en una colección de videos montados en YouTube.

Van siete días de promoción de la imagen de un gobernador gris que presuntamente le rendirá cuentas a la ciudadanía, pero que en sus anuncios no invita a los potosinos a acudir al sitio donde se realizará el evento, ni señala el día y la hora.

Una propaganda que cierra con la hipócrita expresión “unidos avanzamos”, cuando ni siquiera son capaces de ofrecer a los potosinos hacerles llegar un documento con los datos reales y verificables, zona por zona, espacio por espacio, de las actividades del gobierno realizadas en su entorno, mucho menos de dar cuentas claras de la aplicación total del erario.

No hay esfuerzo por realmente informar. Todas las energías y el derroche de recursos –aunque el secretario técnico del gabinete afirme que se gastará menos de un millón de pesos– se van en auto proclamarse un gran gobernador, pero ningún intento de hacer llegar la información concreta y específica a la población.

La población no se las cree. Por eso, a pesar de tanta propaganda, el informe sólo atiende expectativas de una promoción ególatra de Carreras López que en nada atrae a los potosinos. Nueve videos montados en YouTube han acumulado apenas 168 vistas entre todos. Habrá más invitados y acarreados en el acto de esta mañana, que potosinos interesados en su insultante promoción.

Aún así, como la temporada de violaciones toleradas a la Constitución es siete días antes del informe y cinco días después, Carreras López disfrutará de unos días más de abierta lisonja y autoalabanza con cargo al erario.

Y como la danza de adulaciones no es algo que haya desaparecido con la Cuarta Transformación, este jueves, Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, al inaugurar el C5i2, calificó a Carreras López como un aliado estelar en el combate a la inseguridad y señaló que San Luis Potosí se encuentra en el lugar número 21 en materia de seguridad.

Si algo tiene de extraordinario (estelar) el gobierno de Carreras López es que en dos terceras partes de su sexenio se han registrados tantos homicidios que ya son comparables con los ocurridos en cada uno de los tres sexenios anteriores.

Carreras López hoy dará cifras alegres y presumirá el C5i2 para celebrar y justificar que lo llamaron aliado estelar en el combate a la inseguridad, pero coincidentemente este mismo día el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dará a conocer las cifras de incidencia delictiva con corte al 31 de agosto.

Tan sólo en el recuento de homicidios llegará a cifras comparables con cada uno de los tres sexenios anteriores, en algo que se vuelve característico en su gobierno: presumir públicamente lo que los hechos le contradicen.