Leticia Vaca

“Estaré en México en San Lázaro para presentar el juicio político en contra de Juan Manuel Carreras López (gobernador del estado) tengo que dejar un precedente, voy ir a la Corte Interamericana; tal vez no voy a ganar nada o tal vez sólo logre una disculpa, pero tengo que dejar un precedente”, advirtió Teresa Carrizales Hernández.

La ex oficial del registro Civil número 11 que fue desalojada de manera violenta en los primeros días del mes de julio de 2019, presentó esta mañana una solicitud de juicio político en contra del secretario general de Gobierno del Estado, Alejandro Leal Tovías; Ulises Valencia Gordillo, subsecretario de Derechos Humanos del Ejecutivo, y la titular del Registro Civil, Lucía Lastra Ramírez.

“Quiero dar un mensaje al señor gobernador, yo sé que él no me perpetró el ataque, que él no lo ordenó, pero ha sido tolerante a esto; mi lucha no es un puesto, mi lucha es por el Estado, un nombramiento que ratificó el secretario Alejandro Leal y que llegue un funcionario del Ayuntamiento y de la nada pueda violentar a funcionarios estatales y que pueda cerrar dependencias estatales”, reclamó.

Además, Carrizales Hernández pidió al gobernador que la destituya de su cargo, ya que hasta el día de hoy no hay ni un solo procedimiento, ni siquiera laboral, “y yo sigo con mi relación del Estado, por eso le pido señor gobernador, destitúyame, porque mientras no lo haga yo no puedo ocupar otro cargo (…) pero hable si es lo que tiene que hacer, pero salga y dé la cara”.

La ex oficial mayor sentenció que “ellos debieron haber tenido medios de contención, debieron de haber el protegido desde el primer momento no solamente por ser una mujer, sino por el puesto que estaba desempeñando”.

Asimismo, reprochó que si el gobernador quisiera y tuviera la voluntad, con una sola instrucción que diera en este momento se abriría la Oficialía, “y en este momento se me repararía el daño, pero no ha podido ni siquiera salir a manifestarse”.

Aunque Carrizales Hernández auguró que las solicitudes no van a prosperar, insistió en que quiere dejar un precedente y advertir de lo que pasa al interior de algunas dependencias: “tengo dos opciones o me voy a mi casa o me muero aquí en la lucha, para las personas que siguen para advertirles lo que está pasando, para que lleguen más preparados que yo, para que ellos sí puedan ver un triunfo, sí puedan ver una ganancia y puedan ver justicia, que yo no la voy a ver, la justicia no es de este mundo y se lo aclaro al gobernador, eso lo sé”, sostuvo.

Por último, acusó a la directora del Registro Civil de ser la principal perpetradora “que se puso de acuerdo junto con el secretario del Ayuntamiento, tan es así que a mí me bloquean del sistema sin notificación, sin aviso, ella debió al menos mandar representantes del Estado (…) y hoy por hoy, resulta que no me corresponde, cómo es posible que tengo un nombramiento firmado por ella y ahora dice que ese nombramiento no existe dentro de los archivos de la dirección del Registro Civil”.