Astrolabio

BRU3

 

Bruselas, Bélgica (22 de marzo de 2016).- Al menos 34 personas murieron y decenas resultaron heridas el martes en la mañana por explosiones en el aeropuerto y en una estación del metro de Bruselas que motivaron alertas de seguridad en toda Europa y paralizaron algunos medios de transportes transfronterizos.

Un testigo de uno de los ataques dijo haber oído gritos en árabe poco antes de que se produjeron dos explosiones en una zona de embarque en el aeropuerto Zaventem de Bruselas. El fiscal federal afirmó que una de las detonaciones probablemente fue provocada por un atacante suicida.

La emisora pública belga VRT elevó la cifra de muertos a 34, de los cuales 20 fallecieron en la explosión en el metro y 14 en el aeropuerto.

Los atentados tuvieron lugar cuatro días después de la detención en Bruselas de un supuesto participante de los ataques de noviembre en París en los que murieron 130 personas.

La policía belga y tropas de combate en las calles estuvieron en alerta en las jornadas previas ante posibles acciones de represalia. Los ataques del martes tuvieron lugar en áreas públicas repletas de gente, donde no se registra a todas las personas o sus pertenencias.

Imágenes de video mostraron la devastación en la zona de embarque del aeropuerto de Bruselas con planchas del techo y cristales esparcidos por el suelo. Algunos pasajeros salían de la terminal con sangre en la ropa o aún cargando su equipaje y se veía humo desde las ventanas del edificio.
BRU2

Varios de los muertos y heridos tenían lesiones graves en las piernas, dijo un operario del aeropuerto, lo que sugiere que al menos una bomba se encontraba dentro de una maleta.

Todo el transporte público en Bruselas estaba detenido y las autoridades llamaron a los ciudadanos a no sobrecargar las redes telefónicas. Además, enviaron tropas adicionales al centro de la ciudad y el Centro Belga para Crisis, claramente preocupado de que haya otro incidente, llamó a la población a “permanecer donde estén”.

El periodista de la cadena británica de televisión Sky News Alex Rossi, que se encontraba en el aeropuerto, dijo que escuchó dos explosiones “muy, muy fuertes”.

Pude sentir al edificio moverse. También había polvo y humo (…) Fui hacia donde se produjo la explosión y había gente saliendo muy aturdida y conmocionada”, afirmó.

Un testigo dijo que las explosiones tuvieron lugar en un mesón de registro de pasajeros.

El primer ministro belga, Charles Michel, habló sobre “una época negra para nuestro país”.

Lo que temíamos ha pasado. Nuestro país ha sido impactado por ataques que son ciegos, violentos y cobardes”, dijo.

La explosión afectó al metro mientras salía de la estación de Maelbeek, cercana la instituciones de la Unión Europea, en dirección al centro de la ciudad.

Un periodista local tuiteó una fotografía de una persona en el suelo cubierta de sangre entre humo frente a la estación de Maelbeek, en la principal avenida Rue de la Loi que conecta el centro de Bruselas con las instituciones de la Unión Europea.

Cancelan vuelos y evacúan pasajeros.

El primer ministro británico, David Cameron, manifestó su consternación por el ataque.

Haremos todo lo que podamos para ayudar”, dijo.

El aeropuerto de Bruselas dijo que había cancelado todos los vuelos al menos hasta las 6 a.m. (0500 GMT) del miércoles y que el complejo había sido evacuado, mientras que los trenes hacia el aeropuerto fueron detenidos. Los pasajeros fueron llevados a autobuses de la terminal para trasladarlos a una zona segura.

Aunque la mayoría de los aeropuertos europeos son conocidos por fuertes medidas de control de pasajeros y de sus equipajes, eso usualmente sólo ocurre después de que los pasajeros se han registrado en el mesón y luego se dirigen a las puertas de embarque.

Las acciones europeas cayeron tras las explosiones, particularmente títulos del sector de viajes y turismo, como de aerolíneas y hoteles. Los activos de refugio, como el oro y los bonos gubernamentales, subieron.

BRU4

“Todo estaba bien y de pronto llegó el apocalipsis”: sobreviviente.

Una pareja que se disponía a viajar a Colombia desde el aeropuerto de Bruselas describió el momento de los ataques terroristas como el‘apocalipsis’.

Elouan Preaud y su esposa Angelina Centeno desayunaban plácidamente en un restaurante de comida rápida en la terminal aérea de la capital belga cuando las bombas estallaron.

Todo estaba bien y luego fue el apocalipsis. Se hizo un silencio por largo tiempo  –no había soldados ni policías-. Los habíamos visto pocos minutos antes pero durante el tiempo del apocalipsis, nada”, narró Preaud al diario The New York Times.

El matrimonio contó que justo platicaban sobre la detención de Salah Abdeslam, considerado el autor intelectual de los atentados terroristas de noviembre en París, cuando escucharon los estallidos.

Alguien gritó: ‘¡Couchez vous, couchez vous!’ (‘agáchense’, en español)”, afirmó Preaud.

BRU5

Preaud detalló que todos se tiraron al suelo y él se encargó de proteger a su mujer, que está embarazada, de un aparato de aire acondicionado que resultó dañado en la explosión y que colgaba muy cerca de ellos.

Buscan a tercer sospechoso.

El fiscal federal de Bélgica, Frederic Van Leew, aseguró que se realizan registros e interrogatorios en diversos puntos del país en busca de un hombre, que se sospecha que pudo ser el tercer terrorista que atentó en el aeropuerto de Bruselas.

Además, las fuerzas de seguridad belgas encontraron un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el registro de una vivienda en el distrito bruselense de Schaerbeek, según informó la Fiscalía federal.

Asimismo el comunicado precisa que era “un artefacto explosivo con tornillos, entre otros elementos, así como productos químicos”.

Las autoridades belgas señalaron también que la investigación sigue abierta.

Van Leew, que compareció ante la prensa junto al primer ministro, Charles Michel, señaló que la policía tiene una foto con tres hombres, sospechosos de ser los autores del ataque contra el aeropuerto, que causó 14 muertos y un centenar de heridos en el aeródromo.

La explosión que se produjo posteriormente en la estación de metro de Maalbeek, se registraron otros veinte muertos y casi otro centenar de heridos. En total, los dos atentados dejan 34 personas muertas y unos 200 heridos.

Dos, probablemente, cometieron un acto suicida. El tercero está siendo activamente buscado”, precisó Van Leew, que indicó que se realizan registros e interrogatorios en diversos puntos de Bélgica.

Señaló también que “el departamento de lucha antiterrorista de la Fiscalía Federal abrió la investigación y se nombraron tres fiscales especializados en terrorismo” para realizar las pesquisas, al tiempo que informó que las fiscalías de Bruselas y Vilvoorde realizaron ya varios interrogatorios.

Desde primera hora de la tarde se habían filtró información sobre operaciones antiterroristas en la zona cercana a la plaza Louise de Bruselas, cerca de la estación de metro Maelbeek donde se produjo uno de los atentados, y en los alrededores de la estación de Schaerbeek.

El fiscal indicó que se está verificando la reivindicación de los atentados por parte del EI y, a ese respecto, consideró que “es todavía demasiado pronto para establecer un vínculo formal con los atentados de París” del pasado 13 de noviembre.

También confirmó que en el aeropuerto hubo dos explosiones, y que otras deflagraciones que se escucharon más tarde allí se debieron a la acción de los artificieros para neutralizar un tercer artefacto.

BRU1

Fuente: Excélsior.

Leave a Reply

A+