Eduardo Delgado

Felipe Aurelio Torres Zúñiga y su consorte Alethia Loredo García han sido afortunados en la gestión de Juan Paulo Almazán Cue al frente del Poder Judicial del Estado y del Consejo de la Judicatura. Él ascendió de juez a magistrado y ella de empleada a un importante cargo en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

Torres Zúñiga es hijo del dos veces diputado local por el PRI Felipe Aurelio Torres Torres, quien como delegado de la Procuraduría Agraria -su último encargo público- fue denunciado por acoso laboral por una empleada de esa dependencia federal, donde también amedrentó a una periodista.

En los primeros días de 2017, Almazán Cue fue electo para presidir dos años Poder Judicial y este año fue ratificado otro más. Apenas dos meses después de asumir la presidencia, Torres Zúñiga rindió protesta como presidente de la Asociación de Jueces del Poder Judicial del Estado.

En mayo de 2017, el Pleno del Consejo de la Judicatura lo ratificó como juez de Primera Instancia, por considerar “satisfactorio su desempeño en el cargo durante los últimos cinco años”, justificó el titular Supremo Tribunal de Justicia.

En octubre de ese mismo año, a propuesta de Almazán Cue, fue designado y electo magistrado supernumerario en la primera posición de una lista de 15. Separada Adriana Monter Guerrero de la magistratura el Pleno del Poder Judicial, le dio posesión como numerario.

Derivado del conflicto con la depuesta, el 2 de julio de 2018 Alethia Loredo fue nombrada secretaria de Estudio y Cuenta, adscrita a la Secretaría General de Acuerdos del Poder Judicial, cargo en el que fue temporalmente reinstalada Adriana Monter.

En la demanda de juicio político interpuesta el pasado 18 de septiembre en el Congreso del Estado contra el representan del Poder Judicial, la afectada expuso que Alethia Loredo fue nombrada “con la instrucción de que la cuenta directa, y no de los asuntos jurisdiccionales, sería hacia el presidente del Tribunal, con quien tenía y tiene acceso”.

La cónyuge de Torres Zúñiga, según currículum consultado en la página de Internet del Poder Judicial, inicio su trayectoria profesional en abril de 2002, como secretaria taquimecanógrafa en el Juzgado Segundo de lo Familiar.

Su último encargo consignado en el documento fue como secretaria de Estudio y Cuenta en el Juzgado Segundo de lo Familiar, lo que supondría que de ese encargo pasó al Supremo Tribunal de Justicia, donde tiene la misma función que desempeñaba.

En la demanda de Juicio Político, Adriana Monter expuso que al titular del Poder Judicial y al hoy magistrado “les unen lazos no sólo políticos, sino de parentesco con altos funcionarios del gobierno actual del estado”.

Además, cabe referir, les une su gusto por una de las disciplinas del atletismo, como se aprecia en fotografías publicadas por Torres Zuñiga en su cuenta de Facebook, en las que aparecen luego de su participación en un maratón celebrado hace dos años en Monterrey, Nuevo León.

Su madre es Elsa Martha Zúñiga Jiménez, designada magistrada en el otoño de 1999, cuando su esposo estaba por completar el segundo año de actividades de la LV Legislatura (1997-2000), la segunda vez que integró el Poder Legislativo; la primera vez fue en la LII (1987-1990).