Astrolabio

Antonio González Vázquez

Apenas el pasado 14 de febrero una unidad de transporte de personal se había accidentado con un saldo de cinco muertos y esta mañana ocurre otro accidente fatal que suma hasta el momento 3 muertos.

Un camión de transporte de personal que salía del municipio de Villa de Zaragoza a la zona industrial de la capital potosina iban a la empresa Mabe.

El operador de la unidad, propiedad de la empresa Aldo, perdió el control del vehículo en una curva en la comunidad de los Pilares, se salió de la carretera para volcarse en un barranco a unos 20 metros de profundidad. Iba con 45 personas a bordo.

La prestación de servicio de transporte de personal en el estado no está debidamente regulado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, lo que representa un riesgo para que las empresas de ese sector no ofrezcan un servicio seguro y de calidad.

Hace un par de semanas, luego de que un autobús con trabajadores de Draxelmair intentó infructuosamente ganarle el paso al tren y provocando un accidente que dejó 5 muertos y 30 lesionados, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Gobierno del Estado había informado que se revisarían las condiciones de transporte del personal de las empresas.

Pese a ese anuncio, no se hizo nada, pues el accidente de este lunes refleja que las empresas al no estar reguladas, actúan sin necesidad de pasar por ningún esquema de control de calidad en su servicio.

Incluso, el pasado 15 de febrero, luego del accidente, en el pleno del Congreso del Estado se aprobó un punto de acuerdo en el que para que se gire un oficio a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Estatal y Federal, a efecto de que, en el ámbito de sus atribuciones, establezcan los mecanismos de coordinación necesarios para cuidar exhaustivamente las condiciones mecánicas de las unidades de transporte de personal, se capacite, supervise y evalúe el desempeño de los choferes y se genere un nuevo proceso de revista de ser necesario.

Pero ya había un antecedente de 2016 y 2017 y la Secretaría de Comunicaciones que encabeza Juan Ramiro Robledo López no ha hecho nada.

Estos son otros antecedentes que se citaron en el punto de acuerdo del pasado 15 de febrero.

“Por mencionar algunos lamentables ejemplos, el día 7 de Julio de 2017 ocurrió un choque entre una camioneta y un autobús de transporte de personal en la carretera Villa de Reyes – San Luis Potosí dejando como saldos varios lesionados y una persona fallecida. Otra unidad proveniente de la Comunidad de la Ventilla a General Motors, a la altura de la comunidad de La Laguna se impactó con una camioneta color gris al parecer originado por una falla mecánica del autobús”.

Además, la diputada Martínez Cárdenas, lamentó que el nueve de agosto del 2017, alrededor de 20 trabajadores sufrieron heridas al volcarse un autobús que trasportaba personal a una empresa por la súper carretera a Villa de Arriaga.

También “en octubre del 2016 un autobús que prestaba servicios para el traslado de personal a uno de los invernaderos del municipio de ciudad Fernández se incendió los mismos pasajeros descendieron de la unidad y sofocaron el fuego”.

A+