Carlos Rubio

Para el analista político, Eduardo Martínez Benavente, el debate de candidatos a la gubernatura de San Luis Potosí pasó desapercibido para la mayoría de las personas y no tendrá impacto en la orientación del voto del electorado, además, estuvo plagado de compromisos de obras y acciones que serán imposibles de realizar por la crisis económica que atraviesa el Estado.

En entrevista con Astrolabio Diario Digital, Martínez Benavente consideró que el debate fue únicamente visto por los círculos rojos de los candidatos, ya que contó con un esquema muy “pesado” y restringido que no permitió la contraréplica, “ni si quiera hubo un espacio para que nos entretuvieran los bufones que están ahora compitiendo por la gubernatura”.

Además, criticó el bajo nivel discursivo de los candidatos, ya que la mayoría leía las respuestas que daban, “pocos tienen la capacidad de improvisar sobre todo de manera ordenada y cuidando los dos o hasta cuatro minutos que se les dieron en cada uno de los temas”. 

“Sigo insistiendo que es absurdo presentar compromisos para realizar obras y acciones si saben muy bien los candidatos que no hay dinero ni habrá para soportarlos”, señaló Martínez Benavente para luego referir que todos los candidatos deberían explicar de dónde van a sacar recursos extraordinarios para cumplir con todas las promesas que están haciendo. 

En primer lugar, el analista comentó que la candidata de Morena, Mónica Liliana Rangel Martínez, fue la más “ubicada” de los participantes y sobre todo resaltó al advertirle a la ciudadanía que las propuestas de los demás candidatos eran “irreales” y no contaban con disponibilidad financiera. 

Por otra parte, apuntó que “Gallardo, sin la mayor pena ofrece cosas imposibles de cumplir como la construcción de los cinco hospitales, una serie de subsidios al transporte público, los 3 mil 500 pesos para personas de la tercera edad, madres solteras y discapacitados”. 

Martínez Benavente aseguró que para estos temas que propone el candidato del Partido Verde, Ricardo Gallardo, lo único que se puede hacer es una iniciativa en el Congreso del Estado que no va a prosperar. A esta situación también se suma la creación de una guardia civil y una nueva Fiscalía General del Estado. 

“Gallardo se vuela la barda con todos sus engaños a la población, con sus propuestas que sabe que son inaplicables”. 

Eduardo Martínez consideró que era indispensable abordar el tema económico, para que los candidatos dijeran cómo manejarían la crisis financiera que se atraviesa actualmente y que perdurará para los próximos años, en los que seguramente tendrán que ajustar presupuestos.

Respecto al candidato de la coalición Sí por San Luis, Octavio Pedroza, el analista recalcó su relación con el sector privado, ya que el candidato comentó que invertiría en materia de Salud con el apoyo financiero de empresarios y “ellos no van a hacer obras de caridad”. 

En ese sentido también remarcó que la constitución de un consejo ciudadano de seguridad público sería un “disparate”, “porque sabemos que va a ser de ornato como lo han sido”. 

Refirió que fueron positivas las intervenciones de Juan Carlos Machinena Morales y Francisco Javier Rico Ávalos, candidatos de Fuerza por México y Nueva Alianza respectivamente, sin embargo, agregó, no tienen la mínima posibilidad de ganar.

Finalmente, reiteró que no se les deberían permitir a los candidatos tener apuntes para leerlos durante sus intervenciones, ya que “se supone que si quieren ser Gobernadores del Estado, conocen o por lo menos pueden hablar de cualquier tema”.