Astrolabio

Un lenguaje para explicar el mundo

Un lenguaje para explicar el mundo

Por: Elva Téllez

Comenzamos a trabajar un 4 de abril de 1998, en Tanlajás, recuerdo muy bien la primera junta para concretar los trabajos, se llenó un salón con alrededor de 54 maestros, y muchos quedaron afuera; la segunda reunión la programamos dos semanas después y solo se presentaron la mitad de los asistentes, así hasta que solo fueron 10, hubo ocasiones en las que solo llegué yo, mencionó el maestro Nefi Martínez Acosta, durante la presentación del “Diccionario en Lenguas Tének y Español” , en el Centro de las Artes San Luis Potosí Centenario.

 

Algunos de los que contribuyeron a su realización no lo terminaron por dos razones, o se desesperaron o murieron, ya que es difícil que se concrete un libro con una lengua ajena al español.

 

En el 2004 ya había un primer material, la intención era que el Instituto Estatal de Lenguas Indígenas lo publicara, pero por razones que nunca se explicaron el recurso se perdió, fue con el apoyo de Escritores en Lenguas Indígenas que se realizó esta primera publicación.

 

El diccionario consta de 2500 palabras en tének, que después son explicadas con una traducción de ideas, para que la gente que no habla esta lengua sepa de qué se trata. Es el segundo de su tipo en México, tiene como referente un diccionario del tzeltal al castellano, en el estado de Chiapas.

 

Mucho trabajo por delante

 

Cuando encuentro a familia o amigos que ya no viven en la región, les pregunto ¿no se les ha olvidado hablar la lengua tének? Ellos me responden que –no- porque esas son sus raíces.

 

La lengua tének existe desde hace 3500 años, comentó el maestro Juan Bautista Mández Rosa, es una lengua de origen Maya, hablada en Veracruz y San Luis Potosí, “hubo un momento en que los Tének se separaron de los mayas, se separaron o quisieron quedarse”; en el estado hay aproximadamente 200 000 mil hablantes de la lengua, principalmente en 13 municipios de la huasteca potosina.

 

Sin embargo hay un gran vacío, sobre todo en los medios de comunicación, no hay prensa escrita que lo incluya, mucho menos televisión. Los maestros Nefi Martínez Acosta y Juan Bautista Méndez han tratado de incluirlo en sus planes de estudio, ellos reconocen que no es suficiente, hace falta material y recurso para su enseñanza.

 

Una nación de muchas naciones

 

“Somos los mestizos los que dividimos a México en estados, cuando el país debería ser visto como una nación de muchas naciones”, comentó el maestro Alejandro Martínez de la Rosa, quien también destacó la importancia de que las lenguas originarias se impartan en las aulas.

 

Los maestros Nefi Martínez y Juan Bautista son originarios de la huasteca potosina, han dedicado su vida y labor profesional a la preservación y difusión de la lengua tének.

 

A+