Por Victoriano Martínez

Cuando se pensaba que la incorporación de la Unidad de Evaluación y Control (UEC) de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado al proceso de fiscalización daría como resultado un mayor control en las maniobras de limpieza de las cuentas públicas, los resultados muestran lo contrario, al grado de que seguramente causan envidia a los operadores de la ecuación corrupta.

El proceso de fiscalización aplicado a las Cuentas Públicas 2019 fue el primero en el que la UEC contó con personal completo y presupuesto para auxiliar a la Comisión de Vigilancia con la supervisión y evaluación del trabajo de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

El caso de las cuentas públicas de los 58 ayuntamientos representa la mejor muestra de un indicador del grado de limpieza que se aplicó durante la fiscalización: el monto de los recursos que fueron observados sobre el ejercicio fiscal 2019 por la ASE cayó un 46.53 por ciento con relación a los montos observados para las cuentas de 2018.

El 12 de junio de 2017, el entonces diputado Enrique Flores Flores describió en un video publicado ese día la forma como operaba un grupo de diputados para limpiar las cuentas públicas de los alcaldes con un moche del 10 por ciento del monto observado. A cambio de esa cantidad, la cuenta de quien lo pagara aparecería con cero pesos de observaciones.

Flores Flores describió aquel servicio como la posibilidad de que, quien pagara por él, obtendría un certificado como el mejor alcalde del mundo. Aquel año, sólo la cuenta del ayuntamiento encabezado por Ricardo Gallardo Juárez en la capital apareció con cero pesos como observaciones.

En los informes individuales de los 58 ayuntamientos presentados por la ASE con relación a las cuentas de 2019, hay 11 ayuntamientos que aparecen con cero pesos de observaciones. Incluso hay dos que no sólo eso, sino que reportan resarcimientos: Santo Domingo 198 mil 873.93 pesos, y Catorce 19 mil 256 pesos.

De acuerdo con los informes de la ASE, los actuales ayuntamientos son un 46.53 por ciento más eficientes, aunque no así en la opinión que da en su conclusión sobre la revisión, sobre la que la Comisión de Vigilancia manifestó dudas en el dictamen del informe general, específicamente en los puntos 6 y 7 que a continuación se reproducen.

  1. Como resultado a la revisión a los Informes Individuales, encontramos que existen varios con “OPINIÓN LIMPIA”, siendo que existen PRAS. Procedimientos de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria. Requerimos nos indiquen que criterios fueron utilizados para la obtención de una seguridad limitada o razonable, que nos indique si los mismos no son significativos nigeneralizados, para la cual dichos Procedimientos de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria merezcan una OPINIÓN LIMPIA.
  2. En el mismo tenor de la observación No. 6 existen varios informes que muestran una opinión limpia siendo que existen indicios de PROBABLE DAÑO O PERJUICIO A LA HACIENDA PÚBLICA. Requerimos nos indiquen que criterios fueron utilizados para la obtención de una seguridad limitada o razonable, que nos indique si los mismos no son significativos ni generalizados, para la cual los PROBABLES DAÑOS O PERJUICIOS A LA HACIENDA PÚBLICA merezcan dicha OPINIÓN LIMPIA.

Se trata de doce recomendaciones que dan cuenta de que, o la UEC no dio el acompañamiento de supervisión al trabajo de fiscalización de la ASE o tuvo muy poca utilidad, o la utilidad que tuvo sólo alcanzó para que los certificados de mejor alcalde del mundo no fueran tan abiertos y, aun con cero pesos de observaciones, se les aplicaran opiniones “negativa” y “con salvedad”.

Tanto declarar limpias cuentas con procesos de sanción iniciados y probables daños al erario, como otros con cero pesos en observaciones declarados negativos revelan la inexistencia de criterios uniformes de calificación que, unidos a la permanente sospecha de que las cuentas se limpian, abren una gran duda: ¿y entonces para qué sirvió la UEC?

El Primer Tribunal Colegiado en Materias Civil y Administrativa del Noveno Circuito dejó sin efecto el nombramiento de Jorge Ovidio Robledo Gómez al frente de la UEC, se volverá a convocar para reponer el nombramiento y Robledo Gómez podrá volver a participar como candidato… ¿serán capaces los diputados de mantener a su equipo de trabajo y de volverlo a nombrar?