Leticia Vaca

La vacuna contra el COVID-19 tardará por lo menos dos años en poder ser distribuida a toda la población, indicó Mónica Liliana Rangel Martínez, titular de la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado.

La funcionaria estimó que para finales de 2020 la vacuna podría ser aprobada, “pero de que es aprobado por la Organización Mundial de la Salud se pasa la fase de producción masiva y distribución; no será antes de un año que tengamos a disposición la vacuna contra el COVID-19, siempre y cuando de aquí a diciembre sea aprobada”.

Una vez aprobada, aclaró, aunque aún no se tiene definida la distribución, en México primero podría ser aplicada en el personal de salud, que es quien atiende a los pacientes, después a quienes tienen factores de riesgo y por último a la población en general.

“Este proceso por lo menos nos llevará dos años más, terminando este año, dos años más para poder llegar a la distribución generalizada. Estos son los periodos que, una vez aprobada, pudiéramos cumplir la expectativa; si no se aprueba en diciembre, los tiempos se recorren, entonces no hay cerca la posibilidad de estar tranquilos que vamos a tener una vacuna pronto”.

Por último, agregó que, una vez aprobada, se espera que México esté dentro de los primeros países en donde la vacuna sea distribuida y se pueda adquirir a un costo accesible. “Sí va avanzando el tema, pero va lento”, reiteró.