Astrolabio

Eduardo Delgado

Comerciantes ambulantes desalojados de la plaza del Carmen por el Ayuntamiento capitalino instalaron esta mañana un plantón frente a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para exigir el pronunciamiento de ese organismo a casi un mes de que fueron retirados del lugar.

El pasado 6 de agosto, la administración encabezada por el alcalde Francisco Xavier Nava Palacios movilizó policías municipales para “limpiar” esa plaza de vendedores informales. Ayer se les volvió a impedir instalarse en ese punto del Centro Histórico.

“El comercio tradicional es lícito y forma parte de nuestra cultura potosina. Nuestros negocios le dan vida a las plazas públicas. ¡Basta ya!”, se lee en la manta que los afectados colocaron frente a la entrada de la CEDH.

Adela López, vendedora, dijo que junto con sus compañeros acudió a la Comisión presidida por Jorge Andrés López Espinosa para exigir la resolución de ese organismo sobre la queja que presentaron porque fueron retirados “de manera violenta”.

“Primero nos dijeron que (resolverían) en 15 días, luego que cinco, y nada. Ya pusimos nuestro puesto de gelatinas porque no es justo… ¿de qué se trata esto?”, cuestionó molesta.

Consideró que la CEDH se ha retardado porque ellos permanecen sin ingresos y en plantón permanente frente al Palacio Municipal sin que las autoridades les resuelvan. “Nos han dicho que tienen un proyecto, pero no hay nada”, añadió.

Dijo que Rocío Zavala García, titular de la Unidad de Gestión del Centro Histórico, cargo para el que fue designada por el presidente municipal, “no ha hecho nada ni tiene autoridad. Si tuvieran un proyecto nosotros tendríamos que estar en mesas de diálogo”, acotó.

Sostuvo que en todos los países “hay comerciantes ambulantes” y que en su caso no se rehúsan a vender en la vía publica ajustados a los ordenamientos que les consideren justos, “lo único que pedimos es seguir en el mismo lugar”.

A+