Astrolabio

POR

 

Ciudad de México (24 de marzo de 2016).- Un nuevo video publicado en el canal de Anonymous México le exige a las autoridades mexicanas procesar a los 4 jóvenes involucrados en la violación de una menor de edad en Veracruz.

El mensaje, dirigido a las autoridades, a las organizaciones de los derechos humanos y a los medios de comunicación, advierte que de no procesar a los responsables de la violación de Daphne en las próximas 72 horas, éstos serán “perseguidos para que reciban el castigo del pueblo mexicano”.

“Ustedes disfrutaron de su asqueroso juego, destrozaron una vida, ahora nosotros disfrutaremos de nuestro juego”, afirmó el portavoz de Anonymous en la grabación, tras lo cual pasó a enumerar a los jóvenes involucrados en el delito: Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso, Gerardo Rodríguez Acosta, y agregan al hermano de Capitaine, Felipe.

“Tenemos identificados a la mayor parte de los miembros de sus familias. Sabemos donde se encuentran, no pueden esconderse, sabemos cada uno de los pasos que dan, nosotros no tenemos miedo a sus intimidaciones ni mucho menos a sus amenazas. Su vida de lujos y despilfarros llegó a su final. Las heridas que nosotros causaremos jamas serán olvidadas”, sentenció Anonymous, quien concluyó su video con la foto de una chica que presuntamente es hermana de alguno de los acusados.

La amenaza del grupo salió un día después de que el Fiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, señalara que la grabación donde los presuntos involucrados en el delito le piden perdón a la víctima, no puede tomarse en cuenta en la averiguación debido a que no se hizo ante las autoridades.

Dicho video fue compartido en redes sociales por el padre de la menor, quien a un año de la tragedia exige justicia para su hija al gobierno de Javier Duarte de Ochoa y a la Fiscalía estatal. El hombre acompañó la grabación de una carta en donde acusa a los violadores y sus familias de no respetar un acuerdo establecido con su hija y de emprender una campaña de desprestigio en su contra.

Los jóvenes han sido denominados en redes sociales como los “Porkys de Costa de Oro, y presuntamente pertenecen a una banda criminal integrada por juniors, la mayoría hijos de funcionarios o bien de gente con dinero.

Aunque la violación ocurrió en enero de 2015, la denuncia fue interpuesta en mayo de ese mismo año luego de que la joven decidió contar lo ocurrido a su familia.

 

 

 

 

 

Fuente: Sin Embargo.

Leave a Reply

A+